A flote y aún creciendo

  • La llegada de Enrique Martín al banquillo reactivó a un equipo que recupera a Zozulya tras cumplir su sanción

Chus Herrero se anticipa al delantero nazarí Rey Manaj. Chus Herrero se anticipa al delantero nazarí Rey Manaj.

Chus Herrero se anticipa al delantero nazarí Rey Manaj. / el día

El Albacete, que ha regresado esta temporada a Segunda, tiene la permanencia como único objetivo. Sus comienzos fueron difíciles. Tanto que al término de la séptima jornada despidió a José Manuel Aira, dándole el relevo un técnico experimentado como Enrique Martín. El nuevo entrenador, desde su llegada en octubre, cambió la dinámica de los manchegos y ha conseguido afianzarlos en la zona media de la tabla, tras sacarlos del descenso. Ahora es decimosegundo con 28 puntos y está a siete del descenso. Para aumentar el nivel, en el mercado invernal ya han llegado tres nuevos refuerzos al Albacete: Miño, Gorosito, y Acuña.

sin balón

El técnico suele utilizar un 3-5-2 o un 5-4-1, según la fase del duelo que encare. Siempre propone un partido trabado y con un equipo que se blinda atrás. No hay un solo jugador que destaque por encima del resto, por lo que sus opciones de victoria pasan por realizar un buen partido a nivel defensivo -donde no concede ni un metro de espacio al rival-, y aprovechar las ocasiones que genere en ataque.

El Albacete no realiza un fútbol vistoso, pero sí es un equipo muy disciplinado, con las ideas muy claras, compacto, que no se rompe con facilidad y es solidario. La portería la guarda Tomeu Nadal. El técnico coloca por delante a tres centrales, con dos carrileros en las bandas, más o menos replegados según el resultado. El eje central lo ocupan tres torres como Chus Herrero, Gaffor y Saveljich, jugadores muy contundentes y expeditivos que tampoco le hacen ascos a salir con el balón jugado. Arroyo en el costado derecho y Bíttolo o Morillas en el izquierdo, son los laterales que realizan continuamente la doble función defensa-ataque convertidos en auténticos carrileros y llegando arriba con mucho peligro.

con balón

En la medular puede jugar con un doble pivote y dos hombres por dentro, dejando los pasillos exteriores para las incorporaciones de los teóricos laterales, y alineando a un solo punta; o con un stopper, con dos hombres por delante a los que se suman los carrileros y dos hombres de referencia ofensiva. En el centro del campo son inamovibles Erice y Dani Rodríguez. Si realizan la función del doble pivote, se ven acompañados por dos hombres que se cierran por dentro, que pueden ser Susaeta, Gálvez, De la Hoz o Bela. Zozulya quedaría en la punta de ataque. Si Erice juega por detrás, Susaeta junto a Dani Rodríguez conforman un trivote, acompañados por los carrileros y teniendo por delante a Zozulya y Bela o Aridane.

lo mejor

Su dinámica positiva y fortaleza.

lo peor

Escaso bagaje ofensivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios