Los fichajes esperan el visto bueno de LaLiga

  • Luis Oliver tiene apalabradas las incorporaciones de Juanjo Narváez y Tienza, cuya llegada es inminente

Juanjo Narváez presiona a Trigueros, del Villarreal, en un encuentro de esta temporada. Juanjo Narváez presiona a Trigueros, del Villarreal, en un encuentro de esta temporada.

Juanjo Narváez presiona a Trigueros, del Villarreal, en un encuentro de esta temporada. / domenech castelló / efe

El Córdoba mantiene un compás de espera hasta que Jesús León consiga desbloquear el déficit que la entidad tiene en el límite salarial marcado por la Liga de Fútbol Profesional. Ese requisito es el único, aunque importantísimo, que hasta la fecha ha impedido que ya haya alguna incorporación anunciada de manera oficial por el club. Y es que Luis Oliver sigue trabajando a marchas forzadas y al menos un par de futbolistas -Fausto Tienza y Juanjo Narváez- ya tienen sellado su compromiso con el Córdoba, si es que finalmente recibe el visto bueno de la liga para inscribir nuevos jugadores.

En el caso de Tienza, su fichaje por el Córdoba vivió ayer la penúltima etapa, con su rescisión oficial con Osasuna. El jugador extremeño alcanzó un acuerdo con su club durante el último año para cerrar su etapa en Pamplona y poner rumbo a Córdoba. Su compromiso con el Córdoba está cerrado desde hace días, aunque lógicamente no será firme hasta que el cuadro blanquiverde pueda inscribir al jugador. Es por eso que ayer su representante, Domingo Sevillano, no quiso dar por cerrado el trato y se limitó a indicar que "todo puede suceder", aunque no pudo negar que "el Córdoba es nuestra primera opción". Una opción que salvo impedimento por parte de la liga llevará al futbolista a Córdoba en los próximos días, donde recalará en propiedad y, en principio, con un contrato por algo más de la media temporada que resta por disputar, aunque a buen seguro su continuidad en el cuadro cordobesista estará supeditada a la consecución de la permanencia en la categoría de plata. Sólo un cambio inesperado en los acontecimientos que impidiese al Córdoba firmar jugadores en este mercado invernal haría variar los planes de un Fausto Tienza que, a diferencia de otros, mantuvo su compromiso con Oliver a pesar del retraso en la entrada de los nuevos gestores al club.

El otro futbolista que vestirá de blanquiverde en cuando se solventen esos problemas con LaLiga es Juanjo Narváez. El colombiano es una vieja aspiración del cuadro blanquiverde, que ya se interesó por él en el mercado veraniego, y llegará a la entidad cordobesista a préstamo desde el Betis, que sin embargo no quiere cerrarle la puerta a un regreso a corto plazo, por lo que no habrá posibilidad de que el futbolista llegue a Córdoba en propiedad o con opciones de compra por parte del cuadro blanquiverde.

El propio Narváez reconoció ayer a Cordobadeporte.com que le "gusta" la idea de "ir cedido al Córdoba", algo que su agente Eusebio Rufián tiene ya más que avanzado con Oliver, a la espera de que el acuerdo pueda hacerse oficial para que el joven jugador bético se incorpore de inmediato a los entrenamientos a las órdenes de Jorge Romero.

Esos movimientos, más los que Oliver viene realizando en los últimos días, dependerán de ese desbloqueo del límite salarial del Córdoba, motivo por el cual Jesús León se encontraba ayer en Madrid, en conversaciones con LaLiga. Si bien las exigencias de la liga no son tan fáciles de cumplir como cabría esperar, el nuevo presidente del Córdoba mantiene la confianza intacta en conseguir el visto bueno, aprovechando las buenas relaciones que mantiene con el ente que rige el fútbol profesional español.

Ese será el paso final para que las nuevas caras empiecen a asomar por el vestuario de El Arcángel, aunque la proximidad del duelo ante el Zaragoza les impedirá debutar antes de febrero.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios