"Si algo nos falta es maldad"

  • Juan Merino confía "plenamente" en las cualidades de un plantel "para competir al mismo nivel que cualquier equipo"

  • El técnico blanquiverde considera al Oviedo un equipo "construido para cotas mayores"

Merino dialoga con uno de sus ayudantes durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. Merino dialoga con uno de sus ayudantes durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva.

Merino dialoga con uno de sus ayudantes durante un entrenamiento en la Ciudad Deportiva. / álex gallegos

Después de que el miércoles ofreciera sus primeras impresiones recién llegado a Córdoba, Juan Merino pasó ayer por la sala de prensa de El Arcángel para analizar sus primeros días al frente del cuadro blanquiverde en la previa del viaje a Oviedo, donde mañana espera un cuadro ovetense herido, pero al que el gaditano ve "construido para cotas mayores". Sobre su nuevo equipo, Merino se mostró muy contento por el trabajo del grupo en estos primeros días y mostró su confianza plena en una plantilla de la que observa que "si algo nos falta es maldad".

"La sensación es bastante buena. El grupo ha entrenado muy bien, a máxima intensidad siempre, en todos los sentidos. Siempre que hay un cambio hay bastante volumen de trabajo, mucha charla, con mucha intensidad, pero estamos contentos", indicó Merino sobre sus primeros días en Córdoba. El técnico se mostró convencido de que su equipo está "preparado para hacer un buen partido" y apuntó que ha dedicado sus primeras sesiones de trabajo en "los conceptos que yo quiero, intentar aplicarlos y en eso estamos, para que el equipo llegue en la mejor disponibilidad".

El preparador de La Línea de la Concepción aseguró que los jugadores son totalmente conscientes de la situación del equipo. "A mí me muestran que saben que hay una situación difícil, que ellos tienen gran parte de culpa de la situación, pero veo un grupo capaz y trabajando día a día para revertir la situación. El grupo está contento, con armonía dentro de la seriedad en el trabajo. A mí me gusta un equipo alegre que en el campo sea serio", apostilló Juan Merino, antes de reconocer que "si nos falta algo es maldad, es pegar una voz los jóvenes a los más veteranos, que es algo que se puede hacer y no pasa nada", pero en general observa "un grupo sencillo y humilde".

En esa línea de elogio a su plantilla, Merino aseguró haber encontrado lo que esperaba. "Los entrenadores tenemos que estar al tanto de todo. He seguido todos los partidos del Córdoba, soy consciente de la plantilla que tiene, para mí la mejor posible. Hay plantilla para competir al mismo nivel que cualquier equipo. Confío plenamente y sé perfectamente las posibilidades que tenemos", apuntó un entrenador que viene "con un sistema en mente, por la capacidad que tiene esta plantilla, aunque siempre dije que el sistema no es innegociable porque depende de muchos factores".

Aunque no quiso aclarar qué sistema utilizará, Merino dejó pistas sobre sus prioridades en el Córdoba, al asegurar que le gusta "el equilibrio a nivel defensivo", sobre todo porque "el Córdoba en cuanto a goles a favor está bien, por lo que hay que trabajar sobre todo en la defensa, pero en eso trabajamos todos, el esfuerzo es innegociable".

Metido ya a analizar el choque ante el Oviedo, Merino apuntó que "es un equipo que está construido para conseguir cotas mayores, para estar entre los seis primeros", aunque es evidente que "no han empezado bien y se ha generado en ellos un poco de ansiedad". Por eso, el entrenador blanquiverde indicó que "con el paso del tiempo y si tenemos el resultado a favor sus nervios irán creciendo", al margen de que "sabemos cómo juegan a nivel combinativo y de manera directa en busca de Toché". También destacó sobre el cuadro asturiano que "su entrenador trabaja muy bien la estrategia y tiene argumentos en el juego aéreo, es un equipo muy bien estructurado y equilibrado". Eso sí, la confianza de Merino en los suyos es total: "La impresión que me dan los jugadores es que vamos a sacar algún punto, aunque el partido es difícil pero necesitamos empezar a sumar cuanto antes".

Al nuevo técnico del Córdoba se le preguntó también por la lesión de Jovanovic, algo que le resulta un contratiempo importante. "Hay que estar con él porque es un chaval que necesita el apoyo de sus compañeros. Yo como entrenador le veo como un jugador importante por su punta de velocidad, juega a una alta intensidad. Estaba en un buen momento y se le va a echar de menos por la competencia que genera. Pero vamos a tratar de cuidarlo y que esté lo antes posibles con el equipo", indicó el gaditano.

Para terminar, a Juan Merino se le pidió un plazo de tiempo para empezar a ver los frutos de su trabajo y el preparador cordobesista no pudo ser más sincero al respecto. "Yo quisiera el máximo tiempo posible pero en el fútbol no hay plazos, se valora el día a día. Vamos a intentar rendir lo antes posible, por el bien de todos. Queremos revertir la situación lo antes posible. El tiempo no lo hay, ni aquí ni en otro club. Hay que intentar aplicar las clavijas y salir al cien por cien en cada partido", apuntó el técnico. La primera oportunidad para ello llegada mañana en el Carlos Tartiere.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios