córdoba cf | sd huesca

"Este equipo se va a salvar"

  • Sandoval cree que "ahora hay que creer más que nunca" porque "estamos muy vivos", pese a sumar la segunda derrota consecutiva

José Ramón Sandoval, junto a Oliver, en un palco de El Arcángel siguiendo el partido ante el Huesca. José Ramón Sandoval, junto a Oliver, en un palco de El Arcángel siguiendo el partido ante el Huesca.

José Ramón Sandoval, junto a Oliver, en un palco de El Arcángel siguiendo el partido ante el Huesca. / fotos: álex gallegos

José Ramón Sandoval, que ayer no pudo sentarse en el banquillo de El Arcángel por sanción, mostró confianza en su equipo y aseguró que "se va a salvar", por complicado que parezca tras la derrota ante el Huesca. El técnico madrileño cree que su equipo "está muy vivo" por las sensaciones que transmitió ante un Huesca que sufrió mucho para sacar la victoria de El Arcángel.

"Expusimos mucho más en los primeros 25 minutos y tuvimos más desgaste físico, por eso cuando llegábamos a tres cuartos de campo no generábamos el peligro que nosotros queríamos. A partir del primer gol el equipo lo ha notado, y eso antes no nos pasaba. Estamos en un tramo que debería ser todo lo contrario, ser atrevidos, ir a por el partido, porque cuando lo hemos hecho hemos visto que podíamos", valoró Sandoval, que lamentó que "al final, cuando hemos intentado remontar y el equipo se veía con fuerzas, nos han golpeado al minuto o los dos minutos y eso es lo que nos ha matado". Pese a todo, el técnico de Humanes apuntó que "viendo el partido, se lo he dicho a mis jugadores, este equipo está muy vivo y puede competir con cualquiera, aunque hay que limitar esos errores puntuales que tenemos, creo que el resultado es injusto pero no nos olvidemos que jugábamos contra el líder y le hemos plantado cara".

El equipo quería empatar y nos han hecho dos goles que en otra circunstancia no nos habrían hecho"

Cuestionado por la debilidades defensiva de su equipo, Sandoval apuntó que "no podemos buscar esa referencia porque hemos encajado cuatro goles, pero han tenido cuatro llegadas". El técnico blanquiverde lamentó que "todos los días nos meten el gol más bonito de la jornada en contra", por lo que prefirió quedarse con que "el equipo quería empatar y nos han hecho dos goles en la segunda parte que en otra circunstancia no nos harían", por lo que fue tajante al asegurar que "ahora hay que creer más que nunca y el que no crea no le necesitamos en nuestro barco".

Al ser preguntado por la suplencia de Reyes, Sandoval aseguró que "el que juega es porque hace mérito y Reyes lo ha demostrado en la segunda parte", para luego explicar que "buscábamos otra cosa en el centro del campo y lo hemos tenido pero nos ha faltado que los laterales se lo creyeran más y fueran más profundos, como en la segunda parte, para llegar a línea de fondo y crear ocasiones". En esos primeros 45 minutos, el de Humanes vio que "los laterales han jugado con el freno de mano echado y en el descanso lo hemos hablado, cuando te ves casi perdido es cuando el equipo mejor lo hace, pero esa reacción la teníamos que haber tenido antes".

Tras la derrota, Sandoval reconoció que "el vestuario está tocado y triste, pero rabioso, porque quiere sacar esto adelante", consciente de que ahora "vamos a Vallecas y peor estábamos cuando llegué aquí. Hay que creer en nosotros y el equipo por fases ha demostrado que está ahí. Es el segundo partido perdido consecutivo y no nos puede hacer daño, ahora es cuando tenemos que demostrar que estamos ahí", porque está convencido de que "no estamos muertos y hay que pelear hasta el final. Hoy han visto los rivales que el Córdoba no va a bajar los brazos".

Lo cierto es que las cuentas de ganar los nueve puntos de casa ya no salen, a lo que Sandoval apuntó que "ahora hay que ganar uno fuera y ¿por qué no? Que nadie deje de creer en este equipo. Yo hoy estoy muy jodido pero el equipo cree y ha perdido estando muy vivo. A Vallecas hay que ir a ganar. Este equipo está vivo y quiere. Entonces hasta el último minuto no quiero que nadie baje los brazos". Esa petición la extendió a la afición porque "sé que hoy se van jodidos, pero no vamos a dejar ni un momento de pelear por el Córdoba", de ahí que les pida "que estén a nuestro lado, que sigan, que este equipo hasta el final va a pelearlo y se va a salvar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios