Un clásico en el que predomina el color rojiblanco

  • El CCF sólo ha ganado tres de sus 22 enfrentamientos en Los Cármenes

Fidel intenta controlar ante Javi Márquez en el partido del curso 14-15. Fidel intenta controlar ante Javi Márquez en el partido del curso 14-15.

Fidel intenta controlar ante Javi Márquez en el partido del curso 14-15. / álex cámara

El Córdoba visita Los Cármenes para medirse al Granada, una cita que es todo un clásico andaluz que se ha celebrado en Primera, Segunda y Segunda B. Sin embargo, los números tienen un claro color rojiblanco, ya que los locales han ganado 14 envites de los 22 enfrentamientos disputados. Sólo tres triunfos logró el cuadro blanquiverde, que arañó cinco empates en tierras nazaríes.

Hace tres temporadas, con ambos conjuntos en Primera División, se disputó el último encuentro. Ahí los granadinos se alzaron con la victoria ante un CCF que estaba ya descendido (2-0) y que dejó muy mal sabor de boca. De hecho, acabó el partido con nueve jugadores tras las expulsiones de Íñigo López y de Fede Cartabia. Mainz y El Arabi fueron los autores de unos goles que acercaron la permanencia granadina en la máxima categoría.

Antes de este duelo, hubo 21 precedentes. El primero fue en la temporada 56-57. Ahí los nazaríes se alzaron con la victoria más abultada (5-1) de todos los choques ligueros frente a los cordobesistas. Con la mayoría de triunfos locales, el primer empate conseguido por los blanquiverdes fue en la temporada 66-67 con ambos equipos en Segunda División. Sin embargo, la mayoría de choques entre granadinistas y cordobesistas se celebraron en la categoría de bronce. De hecho, las tres victorias del Córdoba fueron en Segunda B. La primera fue conquistada en la 94-95, en el que los blanquiverdes ganaron 0-2 gracias a los tantos de Pepichi Torres y Manolo López. Al curso siguiente, en la 95-96, el CCF volvió a asaltar Los Cármenes. Un gol de Gallego sirvió para lograr de nuevo los tres puntos del feudo granadinista. El tercer y último triunfo blanquiverde en Granada fue en la temporada 98-99, que acabó con el ascenso blanquiverde a Segunda División tras ganar en Cartagonova. Un doblete de Loreto valió para que los de Pepe Escalante siguiesen en la zona de privilegio. Ya no hubo más alegrías cordobesistas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios