córdoba c.f.

Sandoval, el árbol y las manzanas

  • El técnico, que prepara "otro golpe de efecto" con alguna variante táctica, pide a sus jugadores un plus de convencimiento para doblegar al Lorca en un duelo "larguísimo" en el que considera vital tener "paciencia"

Sandoval, el árbol y las manzanas Sandoval, el árbol y las manzanas

Sandoval, el árbol y las manzanas

José Ramón Sandoval viene demostrando en los casi dos meses que lleva al frente del Córdoba ser un técnico especialmente meticuloso en el estudio de los rivales y la preparación de los partidos. Y por ahora el resultado ha sido positivo, pese al frenazo de las dos últimas jornadas que, por fortuna, no se ha visto apenas reflejado en la clasificación. "Estamos igual que cuando vine y ahora hay que crecer", advirtió ayer el preparador madrileño, haciendo referencia a esa antepenúltima posición en la tabla en la que sigue el conjunto blanquiverde y el primer objetivo que se marcó a su llegada, que pasa por dar caza a la Cultural Leonesa, que se mantiene un punto por encima. Ya habrá tiempo a continuación de salir de la zona de descenso, cuya frontera sigue a cinco puntos pese al empate sacado por el Almería ayer en el Ramón de Carranza en la apertura de la jornada.

Para ese salto necesario, que en un primer momento pasa por superar mañana al Lorca (El Arcángel, 18:00), el entrenador de Humanes prepara ya "otro golpe de efecto" con alguna variante táctica. El objetivo no es otro que "sorprender" al conjunto blanquiazul, con el convencimiento de que esta vez volverá a dar sus frutos tras el experimento fallido de Soria con el cambio de posición entre Reyes y Narváez. "Tenemos que mover el árbol para que caigan las manzanas y luego ser el que más coge", apuntó Sandoval, que también busca con este tipo de agitación mantener en alerta a un grupo que en Los Pajaritos dio un peligroso síntoma de relajación que toca erradicar de inmediato.

De salida, el técnico madrileño quiere ver otra vez a un Córdoba "solidario en la segunda jugada y que dé importancia a todo" lo que acontezca en un partido en el que el Lorca "va a querer jugar con nuestra ansiedad". Quizás por eso, y poniendo sobre aviso tanto a sus jugadores como a la afición, Sandoval matizó que habrá que "ir minuto a minuto" para salir airoso de un duelo "larguísimo" en el que su equipo deberá de tener "paciencia" y mostrar un plus de convencimiento sobre "qué hay que hacer" en cada momento. Un ramillete de actitudes que no terminaron de cuajar hace dos semanas ante el Oviedo, en un escenario a tener muy en cuenta porque de nuevo el adversario volverá a jugar con un sistema con tres centrales y dos carrileros largos.

Con todo, queda claro que la entidad del rival es muy diferente, si bien el entrenador cordobesista se afanó en recordar que "si nos fijamos en la clasificación, nos equivocamos, porque con nosotros ya pasó así; el que subestima, se equivoca. Ganan los que mejor interpretan los partidos y más ganas le ponen". Además, el escenario cambia, porque es la primera vez que el CCF jugará contra un equipo que está por detrás en la tabla, lo que no supone "presión" alguna para un Sandoval que, para acabar una comparecencia plena de convencimiento, tiró de pragmatismo: "Ni juego bonito ni lindo, tres puntos es la clave". Y tanto...

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios