Oviedo, plaza vetada hasta el curso pasado

  • El Córdoba sólo ganó, en el último precedente, una vez en el Carlos Tartiere en 14 visitas, donde cayó hasta en 11 ocasiones y empató en dos

El calendario ha deparado un campo duro para el debut de Juan Merino como técnico del Córdoba. El Carlos Tartiere de Oviedo es un territorio históricamente hostil para el conjunto blanquiverde, aunque precisamente el último precedente es el más feliz. Eso sí, es el único, porque el CCF sólo conoce una victoria en sus 14 visitas a la capital de Asturias, donde cayó hasta en 11 ocasiones e igualó en otras dos. Malos guarismos que contrastan con la alegría que el cordobesismo se llevó el curso pasado, curiosamente con Luis Carrión -destituido esta semana- en el banquillo y gracias a los tantos de Javi Galán y Borja Domínguez, que dejaron sin validez alguna a la diana anotada por Linares.

Si exceptuamos esa victoria, sólo dos empates logró sacar el cuadro cordobesista del Carlos Tartiere. El primero de ellos en la temporada 1963-64, con empate a uno en el marcador. Idéntico resultado se produjo casi dos décadas después, cuando el conjunto blanquiverde volvió a jugar en Oviedo en la campaña 1982-83.

Las otras 11 comparecencias del CCF en Oviedo se cuentan por derrotas, además con resultados abultados en hasta cuatro casos. Tres de esas derrotas se produjeron en Primera División. La primera llegó en la temporada 1962-63, por 2-0. En la campaña 64-65 volvieron a verse las caras en la máxima categoría ovetenses y cordobeses, con resultado de 1-0. El último encuentro en la élite entre ambos cuadros se produjo en la campaña 74-75, con 3-1 a su favor para los asturianos.

Las otras ocho derrotas que sufrió el Córdoba en el Carlos Tartiere fueron todas en la categoría de plata, donde sólo el año pasado el conjunto cordobesista logró sonreír cuando menos se esperaba, en el inicio de la era Carrión en el banquillo.

Esa fortaleza histórica del Oviedo en su feudo cuando el Córdoba le rinde visita contrasta con el momento dubitativo que está atravesando el cuadro de Anquela en esta temporada ante su afición. De hecho, el cuadro azulón sólo ha ganado dos partidos en su estadio y ha empatado otros dos, además de haber sufrido una derrota. Unos números que invitan al optimismo del Córdoba, sobre todo si se tiene en cuenta esa regla no escrita pero tantas veces testada en el fútbol de que a entrenador nuevo, victoria segura.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios