Narváez pone por encima el colectivo

  • El colombiano admite "los esfuerzos" que le exige jugar tirado a la izquierda, lejos de su puesto natural

Juanjo Narváez toca un balón durante un entrenamiento en El Arcángel. Juanjo Narváez toca un balón durante un entrenamiento en El Arcángel.

Juanjo Narváez toca un balón durante un entrenamiento en El Arcángel. / jordi vidal

Juanjo Narváez se estrenó con la camiseta del Córdoba con un gol ante el Barcelona B, demostrando un buen entendimiento con Sergi Guardiola desde la posición de enganche. Ahí repitió en Tenerife y en el estreno de José Ramón Sandoval, ante el Granada, cuando un golpe en la espalda lo sacó del terreno de juego a los diez minutos, cambiando su rol en el equipo. En sus cinco apariciones posteriores, la primera desde el banco y el resto de nuevo de titular, el colombiano ha actuado tirado a la banda izquierda, posición a la que se está "haciendo" y que le obliga a "hacer más esfuerzos" porque está "más defendiendo que atacando". Bien colectivo por encima del lucimiento individual al que obliga la delicada situación del CCF.

Pero un papel que Narváez acoge de buen grado y en el que se afana en continuar mejorando: "Estoy también trabajando físicamente para hacer esos esfuerzos mejor y que a la hora de atacar y defender estén mejor los pulmones". De hecho, el futbolista cedido por el Betis completó por primera vez los 90 minutos hace quince días ante el Lugo, repitiendo luego en Tarragona, un detalle de que el trabajo empieza a dar sus frutos a pesar de que "no es lo mismo jugar por el medio que por la banda".

Sin embargo, el pasado sábado ante el Oviedo fue el primer sacrificado por Sandoval para buscar la reacción en el segundo periodo. Al final, Aythami firmó el empate para "sumar", que es "lo importante", y tener la opción de alargar este sábado en Soria (Los Pajaritos, 16:00) la racha de cinco partidos sin conocer la derrota.

Una cita que Narváez considera "muy complicada porque el Numancia es muy fuerte en su casa, pero vamos a tratar de contrarrestar eso; estamos mentalizados para seguir con esta racha y vamos a por los tres puntos". Porque a pesar de que todos en el vestuario del Córdoba se han apropiado del discurso del "partido a partido" y nadie "mira la tabla", a nadie se le escapa que "tenemos una liguilla ahí abajo y sólo nos centramos en ganar, en sacar los tres puntos siempre, porque si lo hacemos, los de arriba se van a dejar puntos". Es la ecuación perfecta, la que los blanquiverdes llevan exprimiendo desde hace cinco semanas y le ha permitido ver de cerca la posibilidad de lograr la permanencia.

Con todo, aún quedan diez paradas, exigentes, como la del próximo fin de semana ante un candidato a estar en el play off de ascenso a la máxima categoría. Con todo, Juanjo Narváez piensa que "el equipo está bien preparado físicamente" y sabe perfectamente qué camino debe seguir para conseguir el objetivo: "Somos un equipo que corre bastante, a nivel defensivo lo estamos haciendo muy bien y recibimos muy pocos goles". "Sabemos de las condiciones del campo, de que va a haber frío, pero el equipo está preparado para todo", sentenció un futbolista que ejemplifica a la perfección la nueva imagen del equipo cordobesista, un grupo unido por un fin común que huye de distracciones y se centra en alargar al máxima una inercia positiva que lo tiene a apenas cuatro puntos de salir del pozo al que parecía condenado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios