córdoba c.f.

Falta el mediocentro

  • Con 10 puestos consolidados en su equipo, Sandoval sigue sin encontrar el acompañante ideal para Edu Ramos en la medular

  • Hasta cuatro jugadores ha probado ahí el técnico

Sandoval charla con sus futbolistas durante un entrenamiento en El Arcángel. Sandoval charla con sus futbolistas durante un entrenamiento en El Arcángel.

Sandoval charla con sus futbolistas durante un entrenamiento en El Arcángel. / jordi vidal

Tras siete semanas como técnico del Córdoba, José Ramón Sandoval ha conseguido que el conjunto blanquiverde sea un equipo reconocible, algo de lo que ha adolecido toda la temporada. El madrileño ha ido perfilando jornada tras jornada su once inicial ideal y tras siete partidos hay ya diez futbolista que parecen fijos en sus planes. Sólo el puesto clave del mediocentro ofensivo se mantiene sin dueño fijo, a pesar de todas las variantes que ha probado Sandoval, hasta cuatro de inicio y alguna más en el desarrollo de los partidos.

En la portería, Pawel ha sido el dueño indiscutible durante toda la temporada. Sólo su lesión en el arranque de la temporada le sentó en el banquillo, dando la opción a Igor Stefanovic de ganarse un puesto que sin embargo recuperó el polaco, para no soltarlo ya. De hecho, a pesar de los problemas defensivos del equipo, Pawel ha sido uno de los jugadores que más ha rendido, y de manera más regular, durante la temporada.

En defensa, Sandoval ha ido puliendo defectos hasta encontrar una línea de cuatro hombres que parecen responder a la perfección a sus intenciones. En los costados, Javi Galán y Loureiro se han hecho con el sitio. El pacense, reconvertido desde el extremo, ofrece profundidad en ataque y el técnico madrileño valora además su capacidad de sacrificio defensivo. En la otra banda, la derecha, Loureiro tuvo su oportunidad ante la lesión de Fernández y se ganó el puesto con actuaciones convincentes en defensa y una proyección en ataque que ha convencido a Sandoval, que ahora considera que tiene dos puñales para atacar a los rivales por los costados. La pareja de centrales más utilizada ha sido la de Aythami y Álex Quintanilla. El canario, indiscutible desde su llegada y goleador inesperado, ha formado un gran tándem junto a Quintanilla, que llegó con cartel de último central pero que aprovechó la lesión de Valentín para no salir del equipo en las seis últimas citas.

En la medular, Edu Ramos es el hombre de confianza de Sandoval. El malagueño ha disputado de inicio los siete encuentros que ha dirigido el de Humanes, que ve en Ramos al perfecto iniciador del juego y a un hombre básico por su sacrificio y solidaridad, además de por ese paso adelante que ha dado en contundencia a la hora de cortar los avances del rival.

En la línea de mediapuntas, Jovanovic es indiscutible en la banda derecha, al igual que Narváez en la izquierda, donde ha terminado asentándose con la entrada de Reyes como mediapunta. El colombiano empezó jugando más centrado, pero Sandoval lo ha desplazado al carril zurdo, donde Narváez ha lucido junto a su buena llegada una buena capacidad de repliegue. Detrás del punta, Reyes ha desplazado a Alfaro -el auténtico comodín del técnico del Córdoba- y ya acumula dos titularidades después de mejorar mucho en las últimas semanas en el aspecto físico.

Por delante, Guardiola es la bandera del equipo. Con 17 tantos en liga y 2 en Copa, el puesto de delantero es suyo y nadie puede discutir su jerarquía, pese a que en verano llegó como complemento de Jona.

La consolidación de esos diez futbolistas ha hecho al Córdoba un equipo reconocible y que ha sido capaz de cuajar los automatismos necesarios para funcionar como un bloque. A esa compenetración le siguieron los resultados, que aumentaron la confianza del colectivo y colmaron las expectativas de Sandoval.

En la ecuación, sin embargo, falta consolidar al mediocentro ofensivo. El entrenador blanquiverde empezó apostando un doble pivote defensivo con Valentín y Edu Ramos como titulares. Ese invento apenas duró un partido y fue entonces Javi Lara el que acumuló dos titularidades -ante el Valladolid y el Alcorcón- en ese puesto crucial en el equipo. Sin embargo, la lesión del montoreño obligó a Sandoval a variar sus planes y apostar por Aguza, titular en los tres partidos siguientes. La última vuelta de tuerca, sin embargo, llegó en Soria, con Álvaro Aguado partido junto a Edu Ramos en la medular.

Además de esas cuatro opciones, Sandoval ha utilizado durante estas siete semanas a Álex Vallejo como cerrojo en las segundas partes si el resultado es favorable a su equipo. Pero el vitoriano parece partir más como complemento que como posible titular, por lo que con Lara lesionado y con Valentín inédito desde que cayó lesionado, la batalla por hacerse con ese puesto abierto en el once inicial se centra en Aguza y Álvaro Aguado.

Después de la titularidad del joven jiennense ante el Numancia, el choque del Lorca puede deparar otro cambio en ese puesto, el que más ha usado Sandoval en sus siete semanas al frente del equipo para buscar esa sorpresa que siempre intenta presentar al rival. Porque en estos casi dos meses con el madrileño como técnico, el Córdoba ya es totalmente reconocible a falta de ese mediocentro ofensivo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios