Carrión se despide de un Córdoba al que llega Juan Merino

  • El técnico barcelonés asume que su persona "generaba un clima de tensión grande y quizás haya influido en el rendimiento de algún jugador".

  • Merino será presentado a las 16:00 y a las 17:00 dirigirá ya su primer entrenamiento como nuevo entrenador blanquvierde.

Carrión, en la sala de prensa de El Arcángel, durante su despedida, con Álex Gómez al fondo. Carrión, en la sala de prensa de El Arcángel, durante su despedida, con Álex Gómez al fondo.

Carrión, en la sala de prensa de El Arcángel, durante su despedida, con Álex Gómez al fondo. / Álex Gallegos

Arropado por sus jugadores y por el director de fútbol del club así como por el personal no deportivo, Álex Gómez, se ha despedido esta mañana Luis Carrión del Córdoba, después de ser destituido ayer de manera oficial por la mala situación que atraviesa el equipo blanquiverde. El técnico barcelonés no ha eludido su responsabilidad en la situación actual que atraviesa el club y, sin querer buscar más culpables, ha pedido unidad para que el equipo pueda superar la grave situación en la que se encuentra.

Carrión, que ha aclarado que su desvinculación del club es total porque quiere "buscar otro equipo para entrenar y crecer", ha reconocido que "seguramente me habré equivocado en algunas cosas a la hora de tomar decisiones o afrontar algunos partidos", aunque entiende que "esta es una ciudad difícil en cuanto al fútbol cuando las cosas van mal" y que su persona "generaba un clima de tensión grande y quizás eso haya podido perjudicar algún rendimiento de algún jugador". Pese a todo, el catalán es consciente de que "ellos se han dejado todo pero el clima era complicado y a lo mejor saliendo yo mejora un poco eso, porque el nivel de la plantilla por supuesto que está y los jugadores tienen calidad para estar mejor de lo que estamos".

El ya extécnico blanquiverde aseguró que "no hay que intentar culpar a nadie y tratar de buscar soluciones para crecer", porque "si pensara que la culpa la tienen los demás estaría muy equivocado", por lo que "lo que tengo que hacer es analizar lo que yo he hecho mal para cuando esté en otro sitio, que salga mejor".

En cuanto al futuro que ve en el Córdoba, Carrión usó una frase que asegura le gusta mucho: "Quiéreme para ayudarme a ganar, no después de ganar", para ejemplificar que considera "muy necesario que todo el mundo esté unido, que todo el mundo entienda que hay unos responsables más claros, yo soy uno de ellos, y los jugadores tienen que dar un rendimiento, pero tenemos que entender que responsables somos todos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios