Atasco amarillo, ¿un buen momento para llegar al Carranza?

  • El Cádiz acumula cuatro partidos sin ganar en casa, con tres empates

El Cádiz lleva 22 jornadas consecutivas viviendo en puestos de play off, pues no ha salido de los seis primeros desde que entró en la fecha 17. Pero a falta de cuatro para la finalización de la fase regular de la temporada, aún no tiene garantizada su presencia en la promoción de ascenso. Gran parte de culpa la tiene el atasco en el que el cuadro amarillo se ha metido en esta segunda vuelta, en la que acumula hasta ocho empates en 17 partidos, lo que de momento le ha hecho perder cualquier opción de dar caza a la segunda plaza que salvo sorpresa será propiedad del Girona y hasta la tercera que otorga la ventaja de campo en las eliminatorias, para la que es gran favorito el Getafe. Sin embargo, esta incógnita clasificatoria puede jugar un papel contrario a los intereses del Córdoba, pues el cuadro de Álvaro Cervera no puede volver a fallar -es quinto con tres puntos de renta sobre el séptimo y cinco sobre el octavo- si quiere continuar dependiendo de sí mismo para entrar en la postemporada y pelear así por el último billete hacia Primera División.

Con permiso del Reus, última víctima del Córdoba el pasado fin de semana, el Cádiz es el segundo equipo que más empata dentro del fútbol profesional español en esta segunda mitad de la campaña. Las ocho igualadas firmadas por los amarillos no encuentran respuesta en Primera, mientras que en Segunda sólo son superadas por los nueve de la escuadra tarraconense. En esta serie de equis tiene mucho que ver el parón que los cadistas han sufrido en el Ramón de Carranza, donde apenas han vencido en una de sus últimas seis comparecencias, con una única derrota y hasta cuatro igualadas, las últimas tres de manera consecutiva. Y eso, como consecuencia de esta liga de tres puntos, es una penalización que de una u otra forma se ha tenido que ver reflejada en la clasificación.

Además, al frenazo como local del Cádiz con esos cuatro partidos sin ganar ante su afición, se le ha unido la dificultad que en este tramo decisivo del campeonato siempre conlleva jugar de visitante. De esta manera, la victoria en el Santo Domingo de Alcorcón (0-2) de finales de abril es la única alegría que se ha llevado el cadismo en los dos meses de competición más recientes, en los que a decir verdad no ha tenido que lidiar con la frustración de la derrota porque igualó en las visitas al UCAM, el Huesca y el Zaragoza. Así, el balance definitivo en este tramo es de seis empates y un triunfo, 9 puntos de 21 que convierte el partido del sábado para los amarillos también en una final, como lo es para el CCF, que independientemente de cómo esté el rival, bastante tiene con preocuparse de lo suyo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios