Álex Vallejo asume su rol

  • El vitoriano acepta su reconversión y asegura que son "conscientes de dónde estamos"

Álex Vallejo, junto a Aguza, aplaude a la afición en el Viejo Nervión. Álex Vallejo, junto a Aguza, aplaude a la afición en el Viejo Nervión.

Álex Vallejo, junto a Aguza, aplaude a la afición en el Viejo Nervión. / antonio pizarro

La preocupación en el vestuario del Córdoba por la situación que está atravesando el equipo es palpable. Ayer le tocó poner voz a esa sensación a Álex Vallejo, que reconoció que se marcharon del Viejo Nervión con mal sabor de boca tras el empate ante el Sevilla Atlético. "La sensación fue peor de lo que el punto en sí fuera de casa suele suponer porque teníamos todo de cara para conseguir los tres puntos que te dan un cambio de visión de cómo están las cosas", apuntó el centrocampista blanquiverde, consciente de que "hay que afrontar los errores de ese momento del partido y al final es un punto que sigue sumando, a pesar de la situación en la clasificación".

El vitoriano aseguró que "todos somos conscientes de dónde estamos" aunque tiene claro que "mirar la clasificación ahora mismo te quita más que te da" y prefiere apostar por "ser conscientes de lo que queda y confiar en que podemos revertir la situación" porque "la confianza en el grupo y el cuerpo técnico está clara y sabemos lo que tenemos que hacer".

En 13 ó 14 jornadas no había jugado; no estoy para exigir nada, voy a dar el máximo sea en la posición que sea"

Vallejo reconoció que la situación en la que se halla inmerso el equipo no es la que esperaba cuando fichó por el Córdoba en verano. "Todos sabemos que en Segunda las expectativas que te propongan al principio pueden cambiar. Los equipos que están arriba son casi los de menor presupuesto. Pero esto es largo y aún puede pasar de todo. Tenemos que trabajar, ir en la misma dirección y dejarnos la vida en cada partido", apuntó el mediocentro como "la única manera de sacar esto".

El vasco está contando ahora con la confianza de Merino, algo que no tuvo cuando Carrión era el técnico blanquiverde. "Al final los cambios es lo que tienen, que todos empezamos de cero. Al míster yo no lo conocía antes de venir y él supongo que a mí por lo que vio antes de llegar. Yo siempre he dado el cien por cien. Carrión confió en otros pero yo no tengo reproche alguno porque también llegué aquí en buena parte por él", reflexionó Vallejo, que se felicitó de que Merino está confiando en él "aunque sea en una posición que no es la mía, pero tenemos que remar todos y aportar nuestro granito de arena". Sobre su reconversión al puesto de central, cuando en principio se le fichó para ser mediocentro, el vitoriano reconoció que lo que quiere "es jugar y no le doy más vueltas porque habían pasado 13 ó 14 jornadas y no había jugado, entonces no estoy para exigir nada, voy a dar el máximo sea en la posición que sea", un sacrificio que entiende que "es lo que hace que todos seamos un equipo".

El domingo llega a El Arcángel un equipo también necesitado como la Cultural y Deportiva Leonesa, para un partido que Vallejo espera "intenso y con necesidad de ganar para ambos", ante un rival que "si lleva diez partidos sin ganar tendrán sus debilidades, igual que nosotros, no hay que engañarse", aunque "al final la clave de los partidos estos es confiar en lo que trabajas y ser fiel a la idea que llevas".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios