"Las víctimas del terrorismo esperamos que Kantauri se pudra en la cárcel por los restos"

En 1984, unos encapuchados le quemaron con un cóctel molotov en Bilbao durante una huelga general. Y el 24 de mayo de 1989, un coche bomba de ETA se llevó la vida de dos artificieros del Cuerpo Nacional de Policía y de otro agente de la Ertxaina. La onda expansiva también afectó a los uniformados que participaban en el cordón policial. Allí estaba Juan Antonio Cobo, actual delegado en Córdoba de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT).

-El etarra José Javier Arixcuren Ruiz, Kantauri, ha sido condenado a 343 años por la Audiencia Nacional por el atentado de Carlos III de 1996 ¿Qué espera la AVT de esta sentencia?

-Esperamos que Kantauri no salga en la vida de la cárcel, que se pudra por los restos de los restos. La pena que se pidió es muy alta y la resolución ha tenido en cuenta las tesis del fiscal. Las víctimas de ETA esperamos que los gusanos, cuando lo muerdan, lo escupan.

-¿Cree que la sentencia es suficiente para honrar la memoria del sargento Ayllón?

-Hay una plaza en el lugar donde se produjo el atentado que lleva su nombre. La propuesta al Ayuntamiento la hizo la Confederación Española de Policía (CEP) y el Pleno la aprobó con el apoyo de todos los grupos políticos, sin fisuras. Se pidió una inauguración en la que estuvieran presentes las víctimas y las Fuerzas Armadas. Pero la placa con el nombre de Ayllón se pinchó y ya está. Los políticos se han dado besos, ya sin alcanzarse siquiera. Son cosas sangrantes para nosotros. Ni siquiera a la familia de Ayllón se le dio un homenaje.

-El asesinato de dos guardias civiles por pistoleros de ETA ha vuelto a mostrar la fortaleza de los terroristas. ¿Cuál cree que es el camino más eficaz para acabar con la banda?

-Las medidas policiales y las medidas políticas son las únicas posibles, pero sin concesiones de ningún tipo. Y las medidas políticas deben llegar sólo cuando haya paz. Entonces será el momento de plantear el referéndum. Hay que conseguir, además, la ilegalización de todos los partidos que apoyan a los terroristas, porque son sus verdaderos dirigentes. El fiscal general del Estado, de una vez por todas, debe de mojarse, apoyando todas las medidas judiciales posibles contra los partidos parásitos. Ellos son tan asesinos como los otros.

-¿Cómo es el sentimiento de las víctimas cada vez que el terrorismo golpea?

-Hay desmoralización general. La mayor parte de los afectados se sienten solos, abandonados. Y nos creemos traicionados por parte del Gobierno. El terrorismo se llevó los mejores años de mi vida, mi juventud. Fue una época dantesca, terrible.

-¿Qué mensaje le lanzáis al Ejecutivo de Zapatero?

-Que deje de negociar mientras sigan las muertes, que ilegalize ya a los partidos y que nos ayude. La tristeza es muy grande.

-El asesinato de los dos guardias civiles parece que ha vuelto a renacer la unidad política para combatir el terrorismo...

-Es un gran paso, digno de tener en cuenta, pero no debe de quedarse sólo en gestos, en simples palabras. Ahora lo que hace falta es que la negociación con ETA no continúe y que se ilegalicen los partidos que los apoyan a nivel moral y económicamente.

-¿Cómo vivió la tregua?

-Aunque no me lo creía, en el fondo tienes cierta esperanza. Pero seguimos sin creer en la tregua. ETA sólo quiere una cosa, la independencia del País Vasco, y mientras tanto seguirá matando a trabajadores que el Gobierno está olvidando por completo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios