La venta de viajes desciende un 15% a pesar de la bajada de los precios

  • Los clientes esperan por lo general a las ofertas de última hora · Las rebajas son de un 30% en relación al pasado año

Precios de temporada media o baja en pleno mes de julio. Así han tenido que reaccionar las agencias de viajes ante la bajada de las ventas que se ha registrado este verano y el poco interés que despertaron los descuentos por venta anticipada. En cifras redondas, según los datos facilitados por el portavoz de la Asociación Provincial de Agencias de Viajes, Francisco Rojas, el descenso en la contratación de viajes para el mes de julio se ha situado en torno al 15% y la previsión para el próximo agosto no es demasiado optimista. Sin embargo, la estrategia de ofertar tarifas más reducidas no ha surtido el efecto deseado y las agencias no acaban de venderlo prácticamente todo como en años anteriores. La crisis económica es, según el dirigente de este colectivo en Córdoba, el principal motivo que lleva al ciudadano de a pie a quedarse sin vacaciones o a optar por destinos más cercanos y, por tanto, algo más económicos.

Tras los malos resultados de la venta anticipada -el 50% menos que en años anteriores, según un estudio publicado el mes pasado por El Día-, los agentes de viajes se han visto obligados a ponerse las pilas y recurrir a ofertas impropias para los meses de julio y agosto en lo que a destinos de costa se refiere. El vicepresidente de esta asociación, a la que pertenecen una treintena de empresas de la capital y en torno a 15 del resto de la provincia, señaló que las tarifas han descendido entre un 20 y un 30% con respecto a años anteriores. Esta situación es la que ha provocado que se ofrezcan viajes a la República Dominicana o a Cuba a 600 euros con régimen de todo incluido durante siete días y en hotel de cinco estrellas -este mismo producto se acercaba a los 1.000 euros en la primera quincena de julio de 2007-.

Sea como fuere, la tendencia de los clientes en tiempo de crisis es la de esperar a la "oferta de última hora" en lugar de preparar su viaje con dos o tres meses de antelación, una tendencia bastante habitual en los últimos años. Esta situación es la que hace que las previsiones para agosto no sean del todo halagüeñas y que los agentes no sepan todavía si podrán salvar la temporada gracias a los viajes que se contraten durante la segunda mitad del verano -agosto y la segunda quincena de septiembre-. "Los clientes solían ser más previsores, pero ante este escenario nos hemos visto obligados a realizar buenas ofertas ahora en julio y seguramente las habrá el mes que viene", declaró el vicepresidente de este colectivo.

Rojas, por su parte, denunció que haya algunas agencias de viajes tanto en la provincia cordobesa como en otros puntos de España que hagan "ofertas-trampa". El dirigente de esta asociación explicó este aspecto señalando a las empresas que "ofrecen viajes al Caribe a 450 o 500 euros, pero en la práctica los precios se pueden elevar unos 200 euros, ya que en estas ofertas no se incluyen las tasas de aeropuerto y carburante". A este respecto, el representante de este colectivo pidió a los clientes que "revisen detalladamente las ofertas y no se queden con lo primero que les llega, porque puede que estén ante una oferta-trampa".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios