Un verano bañado de historias

  • La lectura es una actividad idónea para amenizar el tiempo libre, que se multiplica en la época estival · Los relatos de aventura e históricos triunfan estas vacacionesl formato 'mini' Los lectores se decantan, al contrario de lo que sucede el resto del año, por los libros de bolsillo, más cómodos de portar.

Los días de vacaciones son los más anhelados del año, ya que ofrecen la posibilidad de descansar, así como de salir de la rutina y aprovechar para llevar a cabo actividades de las que no es posible disfrutar el resto del año. El incremento del tiempo libre hace posible que muchos se reconcilien con un hábito que dejan aparcado durante meses, a la espera de encontrar el momento ideal para saborear el placer que proporciona: la lectura. Al contrario de lo que sucede con la mayoría de los comercios en Córdoba, en verano las librerías no sólo no reducen sus ventas sino que, en algunos casos, se incrementan.

La novela histórica y la de aventuras son los géneros por los que se decantan más lectores cordobeses. Tal y como explica José María Martínez, segundo encargado de la librería Beta, "durante las vacaciones, la gente quiere leer historias distendidas, que les ayuden a evadirse".

Uno de los títulos que goza de mayor opción a meterse en el medallero narrativo del verano es El niño con el pijama de rayas. La entrañable historia de Bruno sigue conmoviendo estas vacaciones a un nutrido número de lectores. "Una vez que llegó a mis manos, no pude parar hasta acabarlo. Es un libro que recomiendo a todo el mundo, desde adolescentes a ancianos", comenta Lola González, que busca una novela para hacer más gratas las horas que pasará en el tren camino de Barcelona.

Las segundas partes están de moda. Después del éxito que obtuvo con La sombra del viento, Carlos Ruiz Zafón no debe extrañarse de que El juego del ángel se haya colocado entre los primeros puestos en ventas. Otra de las novelas más esperadas por el público ha sido Un mundo sin fin. Y es queel irlandésKen Follet se ha hecho esperar y ha tardado casi dos décadas en editar la continuación de Los pilares de la tierra.

Pero no sólo de novelas se nutren los lectores cordobeses. "En verano se suelen comprar muchas guías para organizar los viajes", sostiene José Manuel. Los poemarios y libros de auto ayuda también están bastante solicitados. De hecho, uno de los títulos más vendidos en los últimos dos meses es El Secreto, un ensayo en el que Byrne Rhonda aporta pautas para la superación personal.

Los pequeños, que gozan de descanso escolar, suelen dedicar más tiempo a la lectura durante los meses veraniegos. El ránking de ventas de literatura juvenil lo lidera la trilogía Memorias de Idhún, de Laura Gallego.

En cuanto al formato, Eduardo Cámara, jefe del departamento de librería de El Corte Inglés, apunta que "en verano, los clientes buscan la comodidad de la edición de bolsillo". Y es que a la hora de hacer un hueco al libro en la maleta o en la cesta de playa, cuanto menores sean sus dimensiones y tamaño, mejor. Eso sí, sin que varíe la intensidad de las emociones de los relatos.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios