La venta de viviendas sube un 60% en octubre y se dispara en la obra nueva

  • La bajada de precios y el fin de la deducción mejora el mercado inmobiliario

El último trimestre del año va a ser decisivo para el sector de la vivienda. Las ventas han crecido un 60% durante el mes de octubre y se han disparado en la obra nueva, que es la que más subirá la subida del IVA a partir del próximo mes de enero. El efecto antelación está teniendo sus resultados en el mercado y ahora los meses se cuentan por incrementos en la compra de inmuebles. Según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE), las ventas han pasado de 258 en octubre del año pasado a las 417 contabilizadas en el mismo mes de este ejercicio. El mayor incremento se ha detectado en la vivienda nueva ya que el año que viene se acaba la medida excepcional por el que los pisos gravaban con el IVA superreducido, del 4%. Será en enero cuando se vuelva a tributar con el impuesto reducido, que ha pasado del 8 al 10%. Durante el pasado mes de octubre se vendieron 218 pisos frente a los 84 del mismo periodo de 2011, es decir, más del doble. En el caso de la segunda mano el aumento ha sido sólo del 14% al pasar 174 transacciones a 199. Los datos del INE demuestran que también se ha incrementado la venta en las viviendas de protección oficial (VPO) cuyo mercado está ganando terreno ya que cuenta con unos precios más competitivos.

Otra medida que también está reactivando las ventas es la del fin de la deducción por adquisición de primera vivienda a partir del año que viene. Esto ha provocado que se anime el mercado como también corroboran los datos que el Ministerio de Fomento publicó la semana pasada y que ponían de manifiesto que entre julio y septiembre las ventas se incrementaron un 70%. También en esta ocasión las operaciones entre inmuebles de reciente construcción ha sido fundamental para mejorar los datos. No obstante, el sector desconfía de que tras este espejismo de final de año el 2013 vuelve a la senda negativa pues ya no habrá ninguna motivación para los inversores.

El aumento de las ventas se debe también al descenso de los precios. Esta tendencia a la baja muestra cómo los propietarios se ven obligados a bajar el valor de sus inmuebles para llamar la atención de la demanda. En el tercer trimestre el coste total de las operaciones efectuadas en Córdoba fue de 116.247 euros, cantidad que conlleva a una caída 20% respecto a comienzos de año, cuando el dato era de 145.419 euros. El dato es mucho más llamativo si se toma como referencia la obra nueva que cuyo valor ha descendido un 56,8%.

Según las inmobiliarias, el perfil de los compradores en estos momentos es el de inversores que tienen dinero ahorrado y que realizan el pago al contado, sin necesidad de solicitar hipotecas o por un importe bajo. La caída de los precios sobre todo en la segunda mano permite que se realicen estas operaciones en el mercado inmobiliario.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios