Los vecinos temen un nuevo retraso de la legalización de Cuevas de Altázar

  • Los parcelistas reclaman a Urbanismo que responda a las exigencias de la Confederación "lo antes posible" para poder crear la junta de compensación

Los vecinos de Cuevas de Altázar, en Villarrubia, llevan más de 20 años luchando para que "esta parcelación ilegal, la más antigua de Córdoba", como ellos dicen, se regularice. En todo este tiempo, el presidente de la Asociación de Vecinos La Cañota y de la Mancomunidad de Propietarios de la zona, Antonio Hernández, asegura que han sido muchas las vicisitudes e inconvenientes que han tenido que superar, según explicó ayer.

Por este motivo, el informe desfavorable que ha emitido la Confederación Hidrográfica del Guadalquivir (CHG) para aprobar el Plan Especial de Reforma Interior (PERI) de Cuevas de Altázar ha hecho que los vecinos teman lo peor; es decir, "un nuevo retraso". Hernández señaló por ello que lo que ahora solicitan a la Gerencia de Urbanismo es que responda "lo antes posible a las peticiones de la CHG para consolidar el PERI y crear la junta de compensación", que será el paso previo para hacer "la reparcelación y lograr, por fin, la legalización" .

Las peticiones realizadas por la CHG -expuestas en un escrito remitido a Urbanismo en octubre del pasado año- para emitir un informe favorable del PERI versan sobre la necesidad de que el Ayuntamiento garantice el abastecimiento de la población, así como su saneamiento mediante una depuradora de las aguas residuales, en consideración aumento de población de la zona. Asimismo, el órgano que gestiona la cuenca solicitó a la Gerencia la comprobación de que el Ayuntamiento posee la concesión de aguas públicas y de vertidos.

Este informe, que suele ser habitual en cualquier proceso de urbanización, ha caído, sin embargo, como un jarro de agua fría a los vecinos, que ven como pasan los meses y "no se han solucionado estos puntos". Y es que desde que este terreno, de unos 400.000 metros cuadrados situados al noroeste de Villarrubia, fue calificado como urbano en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1986 "los vecinos hemos hecho todo lo que nos han solicitado para consolidar el PERI".

El presidente de la Asociación La Cañota manifestó además que los beneficios que traerá la regularización de Cuevas de Altázar son muchos, ya que a pesar de que disponen de todos los servicios, "los parcelistas actualmente no pueden hipotecar sus casas", por ejemplo, porque, "al no haberse concluido el proceso de regularización de las mismas, éstas son parcelas ilegales". Además de promover el plan especial, los vecinos, que suman unas 300 casas, han tenido que adaptar la anchura de las calles de la parcelación, así como hacer un camino de norte a sur de la misma para evitar los fondos de saca, trabajo que "aún no se ha realizado por el informe de la CHG", afirmó el presidente de la Mancomunidad de Propietarios de Cuevas de Altázar, quien pidió "a Urbanismo una mayor celeridad para justificar el abastecimiento y el saneamiento de la zona solicitado por la CHG".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios