Los vecinos de San Francisco piden que el uso del claustro no sea sólo religioso

  • El párroco asegura que el proyecto final de la galería depende del plan que apruebe la Delegación de Cultura y de la financiación privada que se consiga

Comentarios 1

Tras concluirse el pasado 13 de diciembre la actuación en la iglesia y el claustro de San Francisco y San Eulogio -después de casi dos décadas de espera-, los vecinos de la zona muestran ahora su preocupación ante los posibles usos que la Iglesia puede darle a la citada galería. La presidenta de la Asociación de Vecinos La Axerquía, Juana Pérez Girón, señaló ayer en ese sentido que, desde el inicio, la idea de la rehabilitación fue que el barrio se beneficiase de este enclave, pero por ahora "nadie nos ha informado sobre lo que se va hacer", y destacó que "se debería escuchar a los vecinos sobre sus preferencias en este equipamiento".

La representante vecinal apuntó además que los residentes de la zona reivindican "una biblioteca o una ludoteca", así como la instalación de "unos puestos para artesanos cordobeses", similares a los que hay en el zoco. La preocupación de los vecinos es razonable, puesto que en esta zona no hay equipamientos sociales suficientes, de ahí que los residentes vean en este histórico enclave una oportunidad para que el barrio de San Francisco goce de una infraestructura más y que "no sólo lo disfruten las cofradías", según apuntó Pérez Girón, quien manifestó que "la iglesia parece que quiere ceder el uso a las hermandades de la ciudad".

El párroco de San Francisco y San Eulogio, Joaquín Alberto Nieva, señaló por su parte que "la parroquia quiere darle la mayor cantidad de usos posibles al claustro", pero todo va a depender "del proyecto que la Delegación de Cultura apruebe finalmente", ya que el claustro es un Bien de Interés Cultural y "no se puede hacer todo lo que quisiéramos".

A este respecto, el párroco aseguró que el inmueble tiene en un primer momento un uso pastoral, por la "escasez de espacio que hay en la iglesia para las catequesis o las convivencias". Asimismo, Nieva dijo que la parroquia también quiere incluir en el proyecto "una sala de lectura para que los chicos del barrio puedan estudiar", pero para ello "es necesario que se dote de personal, de mobiliario, que se aísle completamente", además de "hacer una instalación eléctrica y sanitaria, e instalar aire acondicionado y calefacción". Para acondicionar la galería, que según el sacerdote no "dejan de ser cuatro pasillos de unos cuatro metros de ancho", es imprescindible que "la Junta acepte el proyecto y posteriormente se consiga financiación privada", según Nieva.

El plan se está ultimando y "en un mes estará terminado" y se remitirá a Cultura, señaló el cura de San Francisco, quien manifestó que espera que "entidades privadas apuesten por el proyecto". En cuanto a la financiación, Nieva apuntó también que "se puede ceder el uso a las cofradías y que ellas financien una parte", pero este punto está aún "muy verde", ya que será Cultura quien decida finalmente el tipo de proyecto a realizar.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios