Una última cosecha que alcanzó una media de unos 3.000 kilos por hectárea

A finales del pasado año, Asaja informó de que la cosecha de algodón en la provincia había alcanzado un rendimiento medio de 3.000 kilos por hectárea, superior al de la campaña pasada que fue de 2.400 kilos. En cuanto a la calidad, detalló que era excelente, y que los precios de liquidación rondaban en torno a los 0,42 céntimos el kilo, resultando superiores para los algodoneros con 54 céntimos el kilo, ya que cerraron previamente los precios al esperarse menos producción.

Analizando las principales zonas productoras de la provincia, la Campiña Sur (Santaella y Puente Genil) es la más tardía en cosechar con unos rendimientos excepcionales entre 3.000 y 4.000 kilos por hectárea. El Alto Guadalquivir, que tiene explotaciones con altos rendimientos en contraposición a otras que no han obtenido tanto, tiene una media de 2.700 kilos por hectárea; y la Vega del Guadalquivir cuenta con un rendimiento medio de 3.300 kilos por hectárea, todas con la misma característica de calidad excelente.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios