Los turistas no entienden de polémicas

  • El Casco Histórico y los restaurantes se llenan en un día primaveral que viene precedido por una semana ajetreada en las administraciones

Turistas hacen cola para entrar al Palacio de Viana. Turistas hacen cola para entrar al Palacio de Viana.

Turistas hacen cola para entrar al Palacio de Viana. / josé martínez

Comentarios 0

El buen tiempo del fin de semana ha sido suficiente aliciente para que la ciudad se llene de turistas. A ello se le une que el día de San José, celebrado ayer, es festivo en algunos puntos de España donde se hace puente y se aprovechan los días libres para una escapada. Las zonas más turísticas de Córdoba estaban ayer colmadas de foráneos, como los alrededores de la Mezquita-Catedral o el propio monumento. También lo estaban los bares, restaurantes y heladerías, en cuyas terrazas no cabía un alma.

Así se presentó el día de ayer en Córdoba, un escenario ideal para seguir sustentando el hecho de que la economía aquí se basa en el turismo. Supuso además un broche casi irónico a una semana que en el tema turístico ha estado más que agitada, con la patronal que aglutina a las empresas del sector en horas bajas y con críticas al responsable municipal del asunto, Pedro García.

Los problemas que se cuezan de puertas para dentro de Capitulares parecen importar poco a los turistas que venidos sobre todo del resto de España paseaban ayer ajenos a cualquier polémica. "Venimos a ver a la familia siempre que podemos", comentaba María del Mar Moreno, cordobesa de nacimiento y madrileña de adopción que afirmaba no cambiar Córdoba "por nada en el mundo". También había algún que otro extranjero de pantalón corto y chancla preguntándose por las estructuras de la carrera oficial en la calle Torrijos y por supuesto cordobeses que también aprovechan los días de descanso para seguir conociendo la ciudad. "A veces no sabemos lo que tenemos", explicaba José Velasco, residente en el Campo de la Verdad, quien reconocía que cruza el Puente Romano menos veces de las que debiera.

Un tiempo primaveral que a primera hora de la tarde invitaba a refugiarse en la sombra, el puente de San José, la celebración por el Día del Padre..., varios factores que hicieron que ayer Córdoba bullera de turistas, unido ello a lo de siempre: oferta monumental y gastronómica. El visitante suma razones suficientes como para no tener que pararse a pensar en lo que trae a más de uno dolores de cabeza.

más noticias de CÓRDOBA Ir a la sección Córdoba »

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios