El tranvía podría asumir casi la mitad de los viajeros de Aucorsa

  • El estudio municipal apuesta por tres líneas, con una frecuencia de paso cada seis minutos y 28 ferrocarriles urbanos

Comentarios 41

Casi con total seguridad no será el tranvía que se haga, pero es el que los expertos contratados por el Ayuntamiento creen que debe hacerse. El gobierno municipal presentó ayer su propuesta de desarrollo de este sistema urbano de transporte, que será remitida a la Junta, responsable final del diseño y la construcción de las vías.

Las grandes cifras, básicamente, se mantienen y es que el gobierno local apuesta por una red de tranvía de tres líneas que cortan la ciudad transversalmente (Carlos III-Ciudad Sanitaria por la Ribera; avenida del Brillante-Libertador Simón Bolívar, en el barrio del Guadalquivir, por el Paseo de la Victoria y el Puente de San Rafael; Virgen del Mar-Carretera de Trassierra por las Ollerías). En total se trata de una red de 20 kilómetros de extensión que no atraviesa el Casco Histórico pero deja cualquier punto de la ciudad a cinco minutos de este enclave.

Los números que baraja el estudio es que, siendo pesimistas, el tranvía podría tener en su primer año de funcionamiento (con las tres líneas a la vez) unos 40.000 viajeros diarios. Eso significa que, según los expertos, el nuevo sistema de transporte acogería -"en su primer día", según el ingeniero Roberto Romo, de la consultora Ingerop- casi la mitad de las 90.000 personas que utilizan el transporte público de media diaria en la ciudad de Córdoba. Durante la presentación del estudio de viabilidad -en la que estuvieron presentes el teniente de alcalde de Urbanismo, Andrés Ocaña, y la presidente de Aucorsa, María Ángeles Luna-, ya se asumió que la puesta en marcha de un tranvía obligaría a efectuar una profunda revisión del sistema público de autobús de la ciudad para que complemente, dijo Luna, el resto de transportes públicos, como los autobuses que dan servicio a la provincia o el sistema de cercanías que la Junta quiere desarrollar. En cualquier caso, los expertos aseguran que el tranvía es de los medios de transporte que crean usuarios, pues obligan a los conductores a dejar el coche. Para ello, explicó el teniente de alcalde de Urbanismo, se propone la creación de seis aparcamientos en las cabeceras de línea. Ocaña afirmó que la entrada en uso del tranvía supondría también cambios en la ordenación del tráfico de la ciudad para regular la nueva realidad.

Los ingenieros calculan que la obra podría desarrollarse en 30 meses, si se divide en seis tramos de línea y uno para los talleres y cocheras. De hecho, mantienen que podría entrar en servicio entre 2012 y 2013 siempre que se adopte un plan de trabajo serio que, en última instancia, depende de la Consejería de Obras Públicas, y que permitiera comenzar las obras en 2009. El estudio de viabilidad calcula que tendrían que adquirirse 29 unidades de tranvía (que cuestan, de media, casi tres millones de euros) para ofrecer una frecuencia de paso de un vehículo cada seis minutos. El objetivo del proyecto, afirma Roberto Romo, es desarrollar un medio de transporte que divida por dos el tiempo que se tarda en realizar un trayecto en autobús. Cada tranvía tiene una capacidad de 220 plazas y 30 metros de largo, ampliables a 300 plazas y 40 metros. Cada línea, que tiene unos 7 kilómetros de longitud, contaría con nueve de estos tranvías para prestar servicio. El estudio aborda también necesidades inherentes al proyecto como la realización de unos talleres para los vehículos, que estarían ubicados cerca del Jardín Botánico al otro lado de la Ronda de Poniente. En principio se ha dejado de lado establecer un sistema de minibuses para los recorridos dentro del Casco.

Hay que precisar que el estudio presentado ayer tiene el valor de expresar la opinión técnica requerida por el Ayuntamiento de cara a un proyecto que licitará la Junta de Andalucía. "Vamos de la mano", aseguró Ocaña. En principio, el gobierno municipal transmitirá esta información a Obras Públicas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios