Los trabajadores abrirán los museos mañana y avisan de acciones judiciales

  • La CTA denuncia la forma de actuar de la alcaldesa y la acusan de querer dañar la imagen de los empleados públicos del Consistorio

Los museos municipales abrirán mañana pero habrá consecuencias. Definitivamente, el Alcázar de los Reyes Cristianos, el Julio Romero de Torres, el Taurino, los Baños del Alcázar Califal y el Centro Flamenco Fosforito tendrán sus puertas abiertas durante el Viernes Santo después de la polémica surgida entre Ayuntamiento y trabajadores. Las distintas reuniones que han tenido lugar entre los representantes de los empleados y los encargados de personal del Consistorio no han llegado a buen puerto, a pesar del sí a la apertura. Y es que las condiciones impuestas por el Ayuntamiento no han agradado del todo al personal de los museos que ayer mismo anunció que cumpliría con su trabajo pero que, después de esto, tomará medidas judiciales. Así lo explicó uno de los representantes sindicales (de la CTA) que ha estado participando en la negociación, Juan Miguel Carvajal, quien comunicó que lo último que exigieron conocer era si el Viernes Santo se tomaba como un día laborable o como un festivo. Según Carvajal, una decisión acordada el 8 de enero de 2013 establecía que este día se consideraba "libre", pero a lo largo de estos años los museos se han abierto "por la voluntad de los trabajadores".

El mismo representante explicó que la CTA ha recomendado a los trabajadores que acudan a su puesto de trabajo y demuestren "una vez más su compromiso con un servicio de vital importancia en la economía local". Todo ello, apostilló, "a pesar del mal trato recibido" por parte de los responsables de Recursos Humanos del Consistorio. CTA insistió en que el Viernes Santo está instaurado por la propia corporación como un día libre para los empleados de los museos por lo que la central sindical entiende que los argumentos que usa el Ayuntamiento son "indefendibles" o simplemente "mentira".

Acciones como la mostrada por el equipo de gobierno, que no accedió a una última reunión, representan para la CTA "una actitud que ha dejado al descubierto el verdadero rostro del PSOE". Y es que, continuó el sindicato, tras el discurso "amable y aparentemente dialogante de la señora Ambrosio" se revela "intransigencia y un claro afán por dañar la imagen de los empleados públicos". Los representantes sindicales no cejaron en sus críticas y añadieron que el Ayuntamiento "carece del menor respeto" por lo elegido por los trabajadores y añadieron que el director general de Recursos Humanos no respeta el convenio laboral con los cuadrantes que ha propuesto.

Por ello, CTA anunció que va a tomar medidas judiciales -sobre las que aseguraron existen precedentes- y que se basarán en exigir daños y perjuicios. Esto ya lo anunció hace algunos días el responsable de CTA en Córdoba, Francisco Moro, quien advirtió de que si finalmente tenían que acudir a trabajar el Viernes Santo sin modificación de condiciones, exigirían responsabilidades por otras vías.

La CTA aportó además otro problema que ha surgido a raíz de la polémica en Semana Santa. Hay que dar luz a los cuadrantes laborales de esta unidad ya que existen hasta tres diferentes. Ninguno, aseguraron, cumple con el convenio colectivo teniendo en cuenta también que tan sólo debería existir uno. El sindicato desconoce cuál de los tres cuadrantes debería aplicarse, "lo que genera una grave inseguridad jurídica entre los empleados". Precisamente esta duda era una de las que pretendían plantear en la reunión que nunca se produjo.

Por el trabajo que desempeñen mañana los trabajadores en los museos recibirán 60 euros, más 3,25 euros por hora trabajada y dos días libres. Así lo establece el convenio en vigor y así lo explicó Carvajal quien también apuntó que los empleados de los museos municipales trabajan entre 20 y 25 días más que el resto del personal público del Ayuntamiento.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios