Los trabajadores del San Juan de Dios denuncian "discriminación" laboral

  • El Satse y UGT anuncian movilizaciones y una huelga si no se llega a un acuerdo

El comité de empresa del hospital San Juan de Dios denunció ayer "discriminación" laboral con respecto a compañeros de otros centros sanitarios de la misma orden religiosa. Este "agravio comparativo" se percibe, en su opinión, en relación al salario y al horario, pues la diferencia de sueldo puede superar los 300 euros y la de la jornada laboral se sitúa alrededor de las 250 horas anuales, según denunció ayer el presidente del Sindicato de Enfermería (Satse), Manuel Cascos.

El comité de empresa -representado por el Satse y UGT- denunció la paralización que sufre el convenio colectivo desde hace tiempo, debido a que no se llega a un acuerdo entre las propuestas planteadas por los trabajadores y la lanzada por la empresa.

A su juicio, es necesario una reforma "urgente" que mejoren las condiciones laborales de los cerca de 200 profesionales que trabajan para San Juan de Dios, "pues no es concebible que tengan proyectada una gran inversión para ampliar las instalaciones y no puedan ofrecer mejores condiciones a la plantilla".

Ante esta situación, el comité de empresa está elaborando un calendario de movilizaciones que contempla, entre otras cuestiones, informar a los ciudadanos, a la Delegación de Salud y a las compañías aseguradoras que presentan sus servicios en San Juan de Dios sobre la "realidad de este hospital". También están barajando protestas multitudinarias e, incluso, jornadas de huelga. Cascos incidió en que este hospital de "referencia" en Córdoba necesita aire fresco, "pues no se puede consentir que una enfermera con 14 años de experiencia y realizando diferentes turnos y noches al mes pueda cobrar 1.300 euros". Achacó a la orden religiosa su "falta" de sensibilidad e interés por mejorar la calidad de sus trabajadores, "que, a fin de cuentas, son los que hacen posible que el centro abra sus puertas cada día".

La delegada de la sección de Salud de UGT, Dolores Hidalgo, también recriminó el trato "injusto" que San Juan de Dios ofrece a los compañeros de Córdoba, "pues muchos trabajadores apuestan y viven para el hospital desde hace años".

Cascos abogó en este sentido por fidelizar a los empleados que actualmente ocupan un puesto en este centro sanitario situado en la Sierra de Córdoba, ya que dentro de algún tiempo habrá un nuevo hospital privado y la competitividad será aún mayor.

El presidente del Satse apuntó que lo que tiene bloqueado ahora mismo el convenio son sólo 180.000 euros para 2008, del mismo modo que hizo público cierto trato preferencial hacia algunos compañeros, "pues se han hecho contratos indefinidos en los despachos sin pasar previamente por el comité de empresa".

También advirtió de la "importante" diferencia salarial que existe entre los diferentes grupos profesionales, "a lo que hay que añadir las discriminación con respecto a otros hospitales de la misma orden religiosa". La plantilla del centro sanitario ya ha transmitido sus reivindicaciones a la alta instancia de la orden "para que adopten las soluciones necesarias y mejoren las condiciones laborales".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios