Los sueldos de las cordobesas se sitúan a la cola de Andalucía

  • Los mejores emolumentos se dan en los sectores de la energía, las finanzas y los seguros, y los peores se registran en la hostelería y el comercio, los ámbitos más afectados por la crisis económica actual

Comentarios 3

En tiempos de crisis, en los que las carteras acaban roídas y a los bolsillos le salen rotos, conocer lo que uno gana respecto a los demás puede consolar en parte al saber que hay alguien que está peor. Sin embargo, este sentimiento, que según el dicho es el "de tontos", no le sirve actualmente a casi nadie, pero sobre todo a las mujeres de la provincia de Córdoba. Ellas cobran de media 10.840 euros anuales y sólo pueden fijarse para encontrar un caso peor en el marco andaluz en las onubenses, que tienen un salario de 9.861 euros, y en las jiennenses, con 10.234 euros anuales. Las cordobesas están, por tanto, a la cola en cuanto a salarios se refiere, según el Informe del Mercado de Trabajo y Pensiones de la Agencia Tributaria, resultado de todas y cada una de las declaraciones de la renta que los asalariados presentan anualmente, por lo que no cabe reducto alguno para pensar que se trata de una encuesta más o menos fiable y con un margen de error. No existe, por tanto, ese dudoso consuelo del mal de muchos.

Esta situación sólo es una más de las que padecen las cordobesas en otros aspectos laborales. En este sentido cabe señalar que las mujeres de la provincia son las andaluzas con más probabilidad de estar en paro tras un año sin empleo, según el último estudio sobre los flujos del mercado laboral del Instituto de Estadística de Andalucía. En este informe se muestra que las cordobesas, con un porcentaje de desempleo inicial del 51,57%, sólo reducen esta tasa nueve puntos porcentuales al año de estar buscando empleo, lo que las coloca en el primer puesto de este ranking.

Por edades y sexo, la situación no cambia para mejor, y la brecha salarial se hace más palpable respecto a sus compañeros en cualquier tramo de la vida laboral de la mujer. La diferencia en la remuneración media es de entrada del 51,6% del hombre respecto a la mujer, es decir, que mientras que un cordobés gana 16.442 euros anuales, las féminas sólo 10.840 euros. Si se obvian los porcentajes, poco tangibles en la vida diaria, cabe decir que los hombres ganan 5.600 euros más que las mujeres, unos 460 euros mensuales, según el informe de la Agencia Tributaria, en el que, sin embargo, no se detallan remuneraciones por categorías, sino sólo por sectores, lo que impide hacer una comparativa específica. Además, hay que tener en cuenta que esta diferencia salarial está marcada por diversos cambios sociales, como la incorporación al mercado de trabajo de la mujer, así como que son las féminas las que normalmente tienen jornadas reducidas, las que trabajan más a media jornada y las que solicitan más excedencias, lo que implica una reducción de sueldo respecto a sus compañeros clara y notable.

Por edades, la desigualdad salarial entre los hombres de la provincia y las mujeres se incrementa con forme avanzan en su vida laboral. Así, los trabajadores empiezan ganando cuando son menores de edad un 53% más que las mujeres, una cifra que va disminuyendo hasta el 34,5% cuando llegan a los 35 años. Sin embargo, a partir de esta edad, momento en el que los asalariados comienzan a tener un puesto estable en una empresa, la desigualdad salarial aumenta hasta el 61,4%, cifra en la que se mantienen prácticamente hasta los 65 años. Tras la edad prevista para la jubilación, la diferencia llega a ser del 237% del hombre sobre la mujer.

El informe de la Agencia Tributaria corresponde a 2007, el último ejercicio fiscal, y en él aparece reflejada también la diferencia entre los salarios medios de los cordobeses con respecto a la media andaluza y nacional. De este modo, los trabajadores de la provincia ganan un 6,4% menos que el resto de los asalariados de la comunidad, cuyo sueldo se cifra en los 15.010 euros. Esta desigualdad crece hasta el 22% si se tiene en cuenta la media nacional, colocada en los 18.087 euros. El informe de la Agencia Tributaria apunta, por otro lado, un dato positivo y es que el sueldo de los cordobeses creció un 7,3% en el último año registrado, es decir, de 2006 a 2007, lo que supone el incremento más alto en el último lustro, pasando de los 13.092 a los 14.048 euros anuales. Éste es un pellizco importante, pero no destacado si se compara con la situación del resto de Andalucía, donde se experimenta un crecimiento parecido (7,5%).

En la distribución por sectores, los datos del informe de Hacienda muestran una clara supremacía de la energía, las finanzas y las aseguradoras. Los trabajadores de estas actividades son los que reciben una mayor remuneración anual en la provincia. Los primeros reciben más del doble que la media cordobesa (31.545 euros), mientras que los segundos, con más de 26.000 euros de promedio, tienen un margen del 85%. Tras ellos se sitúan los profesionales de la enseñanza y la sanidad, con 23.404 euros, y a continuación, los de transporte y comunicaciones, con 16.157 euros anuales. En la cola, y como viene siendo habitual, siguen estando la hostelería, con 8.409 euros, y el comercio, con 12.606 euros, los cuales se ven damnificados por los trabajos de temporada y, en el último año, por la crisis.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios