Los sindicatos reclaman a los obreros unión ante la crisis

  • Unas 4.000 personas participan en la manifestación del Día del Trabajo bajo el lema de igualdad y salario digno

Comentarios 1

Los sindicatos mayoritarios de la ciudad, CCOO y UGT, pidieron ayer en la manifestación convocada por el Día del Trabajo que los trabajadores se unan en la lucha por sus derechos ante la crisis económica que en estos momentos vive el país y que empieza a afectar a las capas sociales más bajas. Y es que "la única arma" que tienen los obreros para reivindicar sus derechos y libertades laborales es "la unión y la organización" en colectivos sindicales de clase, según apuntó el secretario general de CCOO en Córdoba, Rafael Rodríguez.

En la manifestación, que partió como en años anteriores de la Glorieta de la Media Luna y transcurrió hasta la plaza de las Tendillas, participaron unas 4.000 personas, según la Policía Local, en el momento de mayor afluencia, una cifra que llamó al optimismo de los sindicatos, los cuales solicitaron encarecidamente a los trabajadores que reivindiquen sus derechos en la "magistratura, en las inspecciones laborales y en los sindicatos". En este sentido, el secretario general de UGT, Jesús Comino, afirmó que "no sirve de nada firmar buenos convenios si no se cumplen", como tampoco "que se llegue a acuerdos de concertación si los empresarios no permiten que sus empleados se afilien". Comino señaló asimismo que si los obreros no protestan por lo que ya es suyo "no habrá servido de nada el esfuerzo realizado durante décadas".

Para el líder sindical de UGT, la unidad de acción entre los sindicatos mayoritarios tiene una gran importancia porque "los mejores resultados de la negociación colectiva se han dado a través de la unidad de acción, porque nunca en solitario se obtienen los mismos beneficios". En su opinión, "hay mucho que reivindicar y nada mejor que hacerlo desde la unidad" para reclamar "un mundo mejor para todos", en el que se erradiquen "los malos tratos, el hambre, las guerras, el terrorismo y la discriminación". El líder de la UGT pidió a los empresarios que "asuman la responsabilidad social" necesaria para mejorar las condiciones de vida de sus trabajadores. Y a los bancos, que "no estrangulen" a los obreros siendo unos "usureros" y no dando créditos, "cuando han tenido grandes beneficios". El secretario general de CCOO en Córdoba reclamó, por su parte, en su intervención en Las Tendillas "igualdad entre los seres humanos" porque no puede haber discriminación por el color de la piel, por las discapacidades o por la nacionalidad de cada persona, ya que "las personas que trabajan tienen que tener los mismos derechos y las mismas obligaciones".

Para el primer teniente de alcalde del Ayuntamiento, Rafael Blanco, las movilizaciones del Primero de Mayo "siguen teniendo sentido" porque "la obligación que tenemos todos de asegurar el pleno empleo sigue estando vigente y nos obliga a las instituciones, a los empresarios y a los colectivos sindicales a seguir reivindicando". Por su parte, la alcaldesa, Rosa Aguilar, afirmó que asistía a la manifestación porque existe un mercado laboral que tiene "como señas de identidad la temporalidad y la precariedad con las que hay que acabar". Esta situación, según Aguilar, "afecta principalmente a las mujeres", y por eso la reivindicación de igualdad por parte de los sindicatos este año es "tan justa" como "necesaria". Los sindicatos también quisieron llamar la atención ante la participación de guardias civiles en el Primero de Mayo de este año, pues por primera vez en su historia lo hacía de forma legal. Agradecieron asimismo el respaldo de policías, jóvenes, becarios, pensionistas, amas de casa, jubilados y trabajadores de la empresa pública y privada, que ayer reivindicaron todos junto una solución justa a sus problemas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios