Los sindicatos denuncian la mala gestión de la nueva jornada laboral

  • Denuncian que el incremento de 35 a 37,5 horas provoca que se trabaje 12 horas de manera ininterrumpida en los quirófanos

Comentarios 1

Los sindicatos UGT, CCOO, SATSE, CSI-F Y USAE denunciaron ayer la situación "insostenible" que se está viviendo en los quirófanos de Reina Sofía por lo que consideran "mala gestión" del director gerente del centro hospitalario, José Manuel Aranda, a la hora de llevar a cabo la aplicación de la jornada laboral de 37,5 horas. El delegado del sindicato UGT, José Juan Fernández, comentó que Aranda está imponiendo su criterio, haciendo caso omiso a la opinión de los profesionales sanitarios y dispensándoles un "trato discriminatorio" con respecto a otros trabajadores públicos, a los que si se les ha concentrado la nueva jornada laboral impuesta por el Gobierno.

Los profesionales del centro hospitalario, denuncian los sindicatos, se están viendo afectados igualmente por una carga de trabajo mayor a consecuencia de la falta de medios, "con una nula contratación de personal temporal" y "una ausencia total de cobertura de las bajas por enfermedad". Desde los sindicatos, y contando con el respaldo mayoritario de los profesionales, se propone comenzar la jornada laboral media hora antes, a las 7:30, y terminar a las 15:30, una medida que optimizaría el rendimiento quirúrgico y evitaría que los sanitarios tuvieran que hacer frente a "jornadas maratonianas de 12 horas", pues, según defienden, "no hay ser humano que sea capaz de mantener el nivel de atención, alarma positiva y concentración al 100% en un quirófano durante 12 horas ininterrumpidas", con el riesgo que puede conllevar para el conjunto de los pacientes. Sin embargo, explicaban que esta medida ha sido rechazada por Aranda, "con el argumento de que con este sistema de aplicación de la jornada laboral se disminuye el rendimiento de los quirófanos".

Fernández dio a conocer los resultados de un estudio realizado en los quirófanos del Hospital Provincial entre el pasado 5 y 23 de noviembre de 2012, que revelan que el rendimiento en los quirófanos en las jornadas de mañana y tarde es del 65% y 50% respectivamente, "quedando un amplio margen de tiempo muerto", "una muestra más de la mala capacidad de gestión e irresponsabilidad del gerente".

Los representantes sindicales presentes comentaron que próximamente solicitarán una reunión con la delegada de Salud de la Junta, Isabel Baena, y denunciarán la situación ante la Asociación del Defensor del Paciente, "para que la responsabilidad civil recaiga en el gerente en caso de que ocurra algo" y no en los profesionales del centro. Asimismo, no descartan llegar hasta la Fiscalía, en última instancia, y llevar a cabo movilizaciones por parte de los profesionales para solventar este problema que está "llevando al límite a los trabajadores del centro".

Por su parte, el Hospital Reina Sofía ha salido al paso de estas acusaciones para aclarar que en todo momento está garantizada la asistencia sanitaria, "y con especial cautela en el área quirúrgica", respondiendo así a la pregunta que formulaba un representante sindical ayer sobre la preferencia de los familiares de los enfermos de que se intervengan a los pacientes a primera hora, cuándo los sanitarios están más descansados, y no a última hora de la tarde. Asimismo han comentado que la nueva jornada laboral no pone en riesgo la atención a los enfermos, acusando a estos sindicatos de "sembrar el miedo" entre los pacientes. Desde el centro hospitalario apuntan que, a raíz de la reforma laboral impuesta por el Gobierno Central, se permite reorganizar la actividad en función del mayor número de horas de trabajo que los profesionales han de realizar y desde la dirección del centro se ha decidido que el aumento en el área quirúrgica se realice a razón de cinco horas más cada quince días, con un descanso de una hora a mitad de la jornada. Una situación que, comentan, es habitual en otros servicios y unidades del hospital.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios