El hotel que dará servicio al Reina Sofía tendrá nueve plantas de altura

  • La urbanización de los suelos costará cerca de 18 millones de euros

El consejo rector de la Gerencia de Urbanismo aprobará hoy, provisionalmente, el plan parcial que permitirá la construcción de un edificio dedicado a usos terciarios, fundamentalmente hospedería, hostelería y comercio, con vocación de servicio a la ciudad sanitaria del Hospital Universitario Reina Sofía. El plan, realizado por una empresa radicada en madrid (Sociedad Urbanizadora Campo de la Salud) prevé una inversión de 18 millones de euros sólo en el proceso de preparación de los suelos para el desarrollo de una posterior edificación.

Los terrenos concretos sobre los que desarrollará esta iniciativa están ubicados en el margen occidental de la avenida Menéndez Pidal, junto a los suelos dedicados a estacionamiento a cielo abierto que se han cedido para el uso del Servicio Andaluz de Salud y que aún no han comenzado a urbanizarse para esta finalidad. El plan contempla la construcción de un edificio mayor, de cerca de 29.000 metros cuadrados techo y nueve plantas de altura, que se destinará en su integridad a usos terciarios. Además, se establece un edificio menor para funciones dotacionales, que con toda probabilidad acabará en manos del Ayuntamiento de Córdoba, propietario de un 10% de esta unidad de actuación.

La memoria del proyecto asegura que se realizará una edificación abierta y aislada, esto es, que no se encuentra vinculada a ninguna otra actuación. Las nueve plantas de altura que se proponen en el plan parcial arrojan una envergadura de 33 metros más las plantas que se dedicarían a instalaciones técnicas. Los responsables del proyecto proponen evitar que la planta baja se convierta en un bloque compacto, de forma que las distintas funciones comerciales y de hospedería que se realicen en el edificio tengan ubicaciones "esponjadas". Además, proponen separar las distintas actividades que se desarrollen en el complejo en diversos cuerpos de un mismo edificio. Mantienen los técnicos que el inmueble se va a convertir en fachada de la ciudad al paso de la Ronda Oeste.

El plan parcial obliga a realizar una reserva de 5.000 metros cuadrados de zonas verdes libres así como un edificio para equipamiento que supera los 1.000 metros cuadrados. En total, se reservarán 200 plazas de aparcamiento entre el viario público y las zonas privativas del nuevo edificio.

El plan parcial se encuentra ubicado en el seno de un plan general de ordenación que se encuentra recurrido en los tribunales. La Junta de Andalucía decidió suspender parcialmente la propuesta aprobada por el Ayuntamiento en lo concerniente a la autorización de una estación de servicio en la esquina entre la avenida Menéndez Pidal y la Ronda Oeste. Obras Públicas argumentó que la calificación de las gasolineras son incompatibles para el modelo de la zona y la calificación de los terrenos. Urbanismo llevó al TSJA las restricciones impuestas por el Gobierno andaluz.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios