Olivicultura

La sequía provoca una merma de algo más del 7% en la cosecha de aceite en Córdoba

  • Las lluvias de finales de otoño consiguen mejorar levemente los porcentajes que en un principio estimaba la Junta en su aforo

Trabajadores durante la campaña de recolección de la aceituna. Trabajadores durante la campaña de recolección de la aceituna.

Trabajadores durante la campaña de recolección de la aceituna. / el día

La Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural ha confirmado que Córdoba cerrará la campaña del aceite de oliva con una producción final de alrededor de las 245.000 toneladas. Estas cifras suponen una merma respecto a anterior campaña, que arrojó unas cifras de casi 264.000 toneladas; o lo que es lo mismo, algo más de un 7% menos de producción. El primer aforo de producción del olivar en Córdoba para la campaña 2017-2018, elaborado por la Consejería de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, preveía la recogida de 1,2 millones de toneladas de aceituna para molturar y la obtención de unas 243.000 toneladas de aceite, cifras que finalmente han sido algo superiores a esas inicialmente previstas.

La Administración autonómica insiste en que la merma en la producción -que ha sido común en toda la comunidad autónoma- se debe a la brutal sequía que el campo sufrió antes de estos últimos meses de lluvia, aunque las últimas lluvias del otoño consiguieron levantar levemente las cifras del primer aforo.

Según los datos que baraja la Consejería, la producción de aceite de oliva en Andalucía hasta el mes de marzo, con la campaña 2017-2018 prácticamente finalizada, ha alcanzado las 931.654 toneladas, "una cantidad que, a falta del cierre definitivo, es inferior al ejercicio anterior debido a la fuerte sequía padecida", insiste la Junta. La cifra hasta la fecha supone sólo un 5,2% más que la estimación del primer aforo (presentado el pasado mes de octubre) realizado por la Junta de Andalucía, por lo que el consejero de Agricultura, Pesca y Desarrollo Rural, Rodrigo Sánchez Haro, ha destacado que el dato viene a ratificar "la alta fiabilidad y la precisión de nuestra herramienta de previsión". El balance aportado por las almazaras de la región a la Agencia de Información y Control Alimentarios (AICA) deja de nuevo a Jaén como el principal productor con 385.815 toneladas de aceite de oliva, el 41,4% del total andaluz. Las siguientes en el ranking son Córdoba, con 244.937 toneladas (el 26,3% de toda Andalucía); Sevilla, con 107.229 toneladas (11,5%) y Granada, con 87.722 toneladas (9,4%). Estas cuatro provincias aglutinan así el 88,6% de toda la producción andaluza. Málaga, por su parte, suma otras 70.000 toneladas (el 7,5% del total andaluz); Almería, 18.105 toneladas (1,9%); Cádiz, 9.590 toneladas (1%); y Huelva, 8.257 toneladas (0,9%).

El cultivo del olivar, como ha recordado el consejero, es "estratégico" para la comunidad autónoma y un "ejemplo claro" de generación de riqueza y valor añadido en el campo andaluz. Esta afirmación descansa, entre otros aspectos, en su "liderazgo incuestionable" en exportaciones. Las ventas al exterior de aceite de oliva alcanzaron, no en vano, un nuevo récord en 2017 con una facturación de 2.961 millones de euros (el 27,1% del total), lo que supone un incremento del 16,8% con respecto a 2016. Toda una muestra, en palabras de Rodrigo Sánchez, del empuje y el potencial de un cultivo que "define nuestra economía, nuestro paisaje y la cultura de nuestra tierra, que fija la población en nuestros pueblos y que aporta alrededor de un tercio del empleo agrario de la región". Andalucía cuenta con 1,56 millones de hectáreas repartidas entre alrededor de 170.000 explotaciones, según los datos del censo agrario, además de 844 almazaras, 657 envasadoras de aceite, 40 orujeras, 13 refinerías, 219 entamadoras y 115 envasadoras de aceituna. La mayor superficie de aceituna para almazara se encuentra en Jaén (586.000 hectáreas), donde se localizan hasta 327 almazaras, 233 envasadoras, 14 orujeras, dos refinerías y siete entamadoras. En cuanto a la aceituna de mesa, sobresale la provincia de Sevilla, con 134 entamadoras que representan en torno al 60% del total de la comunidad autónoma. En términos globales, se contabilizan hasta 250.000 familias olivareras en más de 300 municipios de la región.

La superficie dedicada al cultivo del olivar sigue creciendo en toda Andalucía y también en Córdoba y lo hace año a año. Según la última Encuesta sobre Superficies y Rendimientos de Cultivos en España que dio a conocer la Junta, las hectáreas dedicadas a este árbol han aumentado en Córdoba un 8,5 % desde 2005. Desde ese año y hasta 2015 -último año del que se tienen datos- en la provincia se pasó de las 323.972 hectáreas a las 351.735.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios