Los sectores sociales critican los retrasos de los proyectos

  • CCOO denuncia la falta de comunicación en el Pacto por el Empleo y los comerciantes afirman que se ha hecho "muy poco"

Comentarios 1

El primer año de cogobierno municipal no ha recibido la aprobación por gran parte del tejido social. Aunque hay ciertos colectivos que realizan un balance positivo, otros destacan que queda mucho por hacer. Para la presidenta de la Cámara de Comercio, María Dolores Jiménez, cualquier proyecto sigue costando mucho trabajo sacarlo para adelante y, a su criterio, "Córdoba no se puede permitir el lujo de perder más tiempo ni dinero en iniciativas que afectan a la ciudad".

Con respecto a la valoración que hacen los sindicatos mayoritarios en la capital -CCOO y UGT- existen discrepancias. Mientras que el secretario general de UGT en Córdoba, Jesús Comino, cree que el cogobierno está dando muestras de la capacidad de la izquierda de reponerse ante el aumento del voto de la derecha, su homólogo en CCOO, Rafael Rodríguez, considera que este año se ha caracterizado por una comunicación poco fluida entre el concejal responsable del área con las organizaciones empresariales y sindicales firmantes del II Pacto por el Empleo. A su juicio, esta situación lleva aparejada mecanismos contemplados en el Pacto y también ha supuesto dificultades en la prórroga que se firmó hasta final de 2007, que aún no se ha resuelto. Sobre los proyectos de futuro, "se está en fase de analizar y aprobar proyectos por las distintas partes que conformamos el acuerdo", apunta.

El secretario provincial de CCOO resalta que "somos conscientes de que las competencias en materia de empleo no están en manos de la administración local, pero al mismo tiempo "consideramos que desde la institución más pegada al terreno se pueden poner en marcha instrumentos y mecanismos que faciliten la implantación y creación de empresas en la capital". Comino, por su parte, ve positivo que IU y el PSOE se hayan puesto de acuerdo en varios proyectos que son beneficiosos para la clase trabajadora.

Por su parte, los comerciantes creen que "poco" o "muy poco" se ha hecho durante este año para contribuir al desarrollo del sector y solucionar sus problemas que pasan principalmente por la falta de aparcamientos. El presidente de Comercio Córdoba, Francisco Román Amor, reconoce que ha tenido varias reuniones con la alcaldesa, Rosa Aguilar, pero que "no ha hecho nada".

El primer año del cogobierno, en líneas generales, ha dejado un buen sabor de boca a los colectivos vecinales, las peñas y las hermandades. Sus representantes admiten que les han dejado trabajar y aportar a la ciudad, si bien aseguran que se puede mejorar una serie de aspectos. Es el caso, por ejemplo, de las cofradías, que, aunque aprueban la colaboración que ha habido por parte del Ayuntamiento, mantienen que cuentan con un importante peso específico. Afirman, en este sentido, que aportan a la sociedad cordobesa más de lo que reciben de ella. En cuanto a las peñas, sus dirigentes recalcan la "libertad de maniobra" y aseguran que no hay obstáculos para el desempeño de sus funciones. Por su parte, el colectivo vecinal defiende igualmente un papel activo en la ciudad, aunque asegura que se están dando pasos decisivos que refuerzan su posición en Córdoba. En el apartado medioambiental, Ecologistas en Acción vio un "rayo de esperanza" al crearse una concejalía específica para este área, pero según el colectivo "no se han cubierto las expectativas porque el concejal responsable no tiene suficiente peso político ni tampoco competencias en temas urbanísticos".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios