Un sargento afincado en Córdoba relata en un libro su experiencia en la guerra de Iraq

  • El militar perdió un brazo en 2004 y reclama ser reconocido como víctima de terrorismo

Sergio Santisteban, un sargento de Infantería canario afincado en Córdoba, ha sacado al mercado un libro en el que cuenta su experiencia vivida durante la guerra de Iraq y cómo tras ser herido no fue reconocido cómo víctima del terrorismo por el Gobierno.

Según informó su escritor, Alfonso Ruiz, el libro Lobo en el purgatorio. Un sargento español en la Guerra de Iraq será presentado el próximo 25 de junio en el Casino Militar de Madrid y en él se cuenta cómo Santisteban "sobrevivió a una emboscada y, aunque salvó la vida, su brazo izquierdo quedó destrozado".

Sin embargo, en su vuelta a España se encontró con que no se le reconocía ni como víctima del terrorismo ni como herido de guerra. Este libro, por tanto, "cuenta su historia e intenta acercar al lector a la realidad de las tropas españolas desplegadas en el extranjero en misiones de paz".

Desde entonces, Santisteban, en sus sueños, vive la misma pesadilla de cuando aquel 11 de febrero de 2004 fue emboscado en Diwaniya, Iraq, con otros miembros de su sección. Alguien arrojó desde un hotel una granada que ocasionó cinco heridos, de los que su alférez quedó en estado grave. A Santisteban la metralla le destrozó el lado izquierdo de su cuerpo.

De este modo, al no ser reconocido por el Gobierno como herido en combate, se preguntaba qué sentido había tenido tanto sufrimiento, ya que su situación le llevó también al consumo diario de aproximadamente diez litros de cerveza, triplicando así los efectos del síndrome de estrés pos-traumático que sufría. Los especialistas militares afirmaron, además, que "su dolencia nada tenía que ver con el servicio".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios