tradición

El salmorejo que avecina el 3x4

  • La Fuensanta acoge uno de los primeros actos previos al Concurso de Agrupaciones Carnavalescas que arranca el próximo viernes día 26

Comentarios 1

Cuando en Cádiz ya suenan los sones del pasodoble que marca el compás del 3x4, Córdoba se prepara para su propio carnaval. Aquí no hay erizos ni ostiones, aquí se tira de lo de siempre, de lo que no falla, el salmorejo. La Asociación Carnavalesca de Córdoba y la Peña los Castrati llevan ya varios años yendo de la mano en esta cita de los carnavaleros cordobeses que mezcla la tradicional cuenta atrás y la Salmorejada, este último un acto que nació en los años 90 en el barrio de Las Margaritas. Como relata el histórico del carnaval, y quizá una de las personas que más sepa de esta fiesta en Córdoba, Antonio Cobos El Comisario, esta actividad sirve para que cinco grupos de los que se presentan al Concurso Oficial de Agrupaciones Carnavalescas de Córdoba (COAC) hagan su ensayo general (el último que se hace antes de estrenarse en el certamen).

La zona elegida es la Fuensanta, concretamente la plaza Francisco Pizarro, donde Los Castrati habilitan un escenario con la decoración del concurso en el teatro del año pasado y donde se exponen algunas de las letras que podrán escucharse durante el certamen de este año, que arranca el próximo viernes 26 de enero. A cuentagotas fueron llegando los distintos comparsistas y chirigoteros de las agrupaciones que ayer mostraron algunas de sus mejores cartas, como los integrantes de la comparsa de Pablo Castilla (La tartana) y de las chirigotas de Los Mayas (Por culpa de los Mayas), la de Gregorio (Un gaché mu' cordobés) o la de Rafalín Castilla (autor del grupo pero que no sale sobre las tablas).

Todos los años, en esta Salmorejada, participan grupos de Córdoba capital, aunque la intención de El Comisario es invitar a agrupaciones de la provincia, que no son pocas. La intención de este histórico carnavalero es que el carnaval se extienda además al público más pequeño. Él mismo saca año tras año grupos infantiles, aunque califica al actual como "un año negro" porque no saldrán los niños ni Los viejos, el nombre con el que se conoce a su comparsa.

Las actividades de este carnaval ya arrancaron con la elección de la Sultana y el Sultán, Alicia Medina y Juan Luis Fernández, en un acto que tuvo lugar el pasado sábado en el local que la Carnavalesca tiene en el barrio de Cañero. Hasta que arranque el concurso el viernes, lo que toca son los ensayos generales para conseguir una plaza en la gran final del COAC, que se celebrará en el Teatro Góngora (el concurso se traslada aquí por las obras en el Gran Teatro) el viernes 9 de febrero. Durante los días de preliminares y semifinales se escucharán pasodobles de amor, popurrís con pellizco y crítica, mucha crítica, en especial sobre la clase política.

Sobre esos dardos que se lanzan desde el escenario en forma de cuplé o pasodoble habló ayer la delegada de Promoción de la Ciudad, la socialista Carmen González, quien apuntó que "quien no sepa aceptar lo que es el carnaval que ni se acerque" y quien aseguró que las críticas se recogen con humor, pero también con algo de responsabilidad. Para González, el carnaval "es el altavoz del pueblo, un foro para la reivindicación y nunca se ha faltado el respeto ni se ha ido a lo personal, sino a lo político". "Quien sabe entender el carnaval, que no es todo el mundo, sabe que éste representa una de las formas más fáciles de cogerle el pulso a la sociedad cordobesa", añadió la delegada, quien recomendó acudir al concurso con "bolígrafo y cuaderno" para apuntar todo lo que allí se pueda decir. Es un buen consejo teniendo en cuenta que el carnaval también se conoce bajo el nombre de la fiesta de la libertad, así que habrá que tener cuidado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios