Los residentes de Ciudad Jardín no aceptan el regreso del mercadillo

  • Los vecinos califican de "barbaridad" la posibilidad de que los ambulantes vuelvan a Gran Vía Parque porque supondría "un gran deterioro" para esta zona reformada

Comentarios 6

Los vecinos de Ciudad Jardín se niegan en rotundo a la posibilidad de que en algún momento el mercadillo de este barrio -situado de forma transitoria desde hace cinco años en un solar cercano al Pabellón Vista Alegre- regrese a la remozada Gran Vía Parque. La respuesta, tanto de las asociaciones de vecinos de la zona como de los propios residentes, es un no tajante ante las declaraciones realizadas a este periódico por el presidente de la Unión de Vendedores de Córdoba (Uvaco), Salvador Medrano, quien señaló el pasado viernes que si el proyecto del Centro Abierto de Actividades Ciudadanas de Noreña continúa paralizado por la Gerencia de Urbanismo quieren volver a su lugar de origen, la citada avenida.

El presidente de la Asociación de Vecinos Nueva Ciudad Jardín, Luis Beltrán, aseguró ayer que "el Ayuntamiento tiene un compromiso con nosotros y el mercadillo no vuelve aquí". Otra cosa, apuntó, "es que Uvaco quiera presionar al Consistorio para que termine el proyecto, pero ellos saben que no pueden regresar". Asimismo, el representante vecinal y presidente del consejo de distrito de la zona señaló que "si el proyecto de Noreña es muy costoso, que se abarate y, si no, que se ubique en las afueras". Beltrán dejó claro así que el mercadillo de Ciudad Jardín no sería bien recibido por los vecinos si volviera a los alrededores de la plaza de toros o a la propia avenida. De esta misma opinión se mostró la presidenta de la Asociación de Vecinos Los Califas, Teresa Alcántara, quien calificó de "barbaridad" el que el mercado ambulante se volviera a ubicar en esta avenida, ya que "fue reformada hace muy poco y supondría su deterioro".

Además, tanto representantes vecinales como residentes coincidieron ayer en señalar que, tras la inversión realizada por el Ayuntamiento en arreglar Gran Vía Parque, sería "un atraso reubicarlo en ella". Y es que el mercadillo, muy frecuentado por los ciudadanos para comprar, "no es plato de buen gusto cuando se tiene delante de tu casa", afirmó Beltrán, quien señaló que "genera suciedad, destrozos y tráfico". Además, afirmó que "no es excusa para volver el que digan que ahora venden menos, porque el que quiere comprar lo hace".

María Dolores Falcó, que ayer paseaba con su marido por Antonio Maura, aseguró que el mejor sitio para el mercadillo es donde se encuentra actualmente, porque "no molestan a nadie, no se estropea y sigue estando cerca". Sin embargo esta posibilidad es imposible, puesto que en el solar en el que se instala dos veces por semana está reservado para un centro educativo. En este sentido cabe destacar que el retraso en el proyecto de Noreña lleva acompañado que el colegio de La Trinidad no se desarrolle tampoco. Pascual Membrives y José Luis Fernández, dos vecinos de la zona, también fueron tajantes y aseguraron que "de volver el mercadillo a Gran Vía Parque nos iríamos nosotros", porque la suciedad y el caos circulatorio que provoca es "insoportable".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios