Un regalo con todo el cariño del mundo

  • Cada primer domingo de mayo, los hijos homenajean a sus progenitoras con un presente por su díal tradición Los comercios de la capital incrementan sus ventas un poco gracias a que cada vez más se regala algo a las madres.

El Día de la Madre, como el del Padre o el de los enamorados, es, según dicen, un día creado por los grandes almacenes para arañar, en los meses más flojos de ventas, unos euros a las carteras de los consumidores, desgastadas por la crisis económica. Pero el Día de la Madre es especial, porque como dice el refrán, madre no hay más que una, y eso bien merece que cada año, al menos un día, reciba un regalo con todo "el cariño del mundo". El que lo recuerde o no El Corte Inglés, por ejemplo, "es lo de menos", aseguró María García, que ayer compró un foulard en un gran almacén. Esta idea es la que, en los días previos al festejo de las progenitoras, ronda en la cabeza de la mayoría de los hijos que hoy pasan unas horas con su madre para celebrar su día.

Entre los regalos más extendidos están los perfumes y las flores. Por este motivo, muchas floristerías y perfumerías de la capital anuncian en sus escaparates ofertas por el Día de la Madre. Javier Martínez, que ayer compró un ramo de rosas para regalárselo a su madre, señaló que "todos los años le regalo lo mismo, es lo más práctico, porque a ella le encanta y yo la verdad es que me ahorro pensar qué comprarle". Y es que regalarle a una madre es "muy complicado porque tienen casi de todo", apuntó Martínez, quien aseguró, por otro lado, que "con una madre nunca te equivocas".

Esta misma afirmación la reprodujeron varios de los encuestados por este periódico y la explicación de la mayoría de ellos fue que "muchas veces con acordarte de ellas es suficiente, así que si encima te das el trabajo de comprarle algo, pues más aún", manifestó una joven en una perfumería de la capital.

El origen del Día de la Madre se remonta a la antigua Grecia, donde se le rendían honores a Rhea, la madre de los dioses Zeus, Poseidón y Hades, entre otros. Los romanos llamaron a esta celebración La Hilaria cuando la adquirieron de los griegos. Se celebraba el 15 de marzo en el templo de Cibeles y durante tres días se hacían ofrecimientos. Asimismo, los primeros cristianos transformaron estas celebraciones a la Diosa Madre en honor a la Virgen María, la madre de Jesús y desde entonces se celebra el primer domingo de mayo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios