Un grupo de reclusos contará su experiencia en centros de menores

  • La Delegación de Justicia pone en marcha una iniciativa pionera en España para evitar que los jóvenes que cumplen internamientos "corrijan sus conductas"

No fueron un ejemplo a seguir. Y ése es, precisamente, el mensaje que los internos de la prisión de Alcolea llevarán a los menores que cumplen condena en los centros de internamiento de la provincia con el objetivo de intentar reconducir su conducta. La delegada de Justicia, Mercedes Mayo, y la directora de la cárcel, Ana Martín, presentaron ayer Ahórrate la cárcel, un programa pionero en España que cuenta con el beneplácito del Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo.

Los presos serán los protagonistas de talleres "interactivos" de una semana de duración que intentarán que los menores que cumplen condena en los centros Medina Azahara y Sierra Morena "corrijan sus conductas", explicó Mayo. Los cuatro reos participantes son reclusos de larga duración que se encuentran en la última fase de sus condenas. Algunos de ellos, incluso, llevan una década privados de libertad, detalló la delegada, quien destacó la "ilusión" de los internos y la utilidad del proyecto, pues "contar su experiencia servirá de mucho".

Los talleres se celebrarán trimestralmente a partir de enero y consistirán básicamente en charlas, en las que será "fundamental" la participación de los menores. "Es importantísimo el mensaje que transmiten los internos, porque hablan su mismo lenguaje y proceden de su mismo entorno en la mayoría de las ocasiones", argumentó la delegada.

La directora del Centro Penitenciario, Ana Martín, explicó que el programa es "fruto de la colaboración entre dos instituciones", informó Efe. Por su parte, la directora de Justicia Juvenil de la Junta, Silvia Calzón, señaló que la experiencia será exportada a otras provincias.

El Defensor del Pueblo también apostó por el proyecto, al indicar que su metodología es "la más eficaz, puesto que es muy fácil asimilar las cosas en base a la experiencia" y, a su vez, afirmó que es necesario "exportar una imagen positiva de la juventud, dejando a un lado los aspectos negativos, que son los que generalmente destacan". En ese sentido, dijo que "la juventud está enfadada con los adultos por la imagen negativa que se da, y la única manera de arreglar este desbarajuste es con diálogo". Chamizo aprovechó la cita para reclamar que se reforme el Código Penal, pues "no es lógico que haya gente que pase tanto tiempo en la cárcel".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios