Las protestas dejan sin servicio al sector de la construcción en toda la ciudad

  • Pocos empleados acudieron a a su lugar de trabajo, aunque no hubo actividad en las obras

Ni hormigoneras ni camiones cargados de palés de ladrillos para abastecer a las decenas de obras que hay en marcha en la ciudad. El sector de la construcción quedó ayer completamente paralizado como consecuencia de la huelga iniciada anteayer por el sector de los transportistas de mercancías. Las movilizaciones están cumpliendo el objetivo de generar un estado de shock en la vida diaria de todo el país. La situación en la que se encuentra la construcción en Córdoba no es exclusiva de esta ciudad, sino que se repite en cada una de las capitales españoles. Se da la circunstancia además de que la mayoría de las empresas del sector de la construcción carecen de una flota de camiones propia y dependen exclusivamente de los portes que realicen los profesinales autonómos. Éstos están movilizados en más de un 90% de los casos, como así lo han manifestado los sindicatos al analizar la situación.

Turruñuelos y Poniente -la superficie situada junto a la fábrica ABB- son las zonas de la capital en las que se está desarrollando un mayor número de planes de construcción de viviendas, sumaron, por tanto, su segundo día consecutivo sin tráfico de camiones y, ante la falta de materiales, las empresas se vieron obligadas a detener la actividad. A pesar de los efectos que acarreó la huelga de los transportistas, los empleados acudieron a su puesto de trabajo, aunque no ejercieron sus funciones como consecuencia de las razones conocidas.

Para los próximos días, según las fuentes del sector que fueron consultadas por este periódico, no se esperan grandes cambios, ya que la construcción está directamente vinculada al transporte. La previsión es que hasta la semana que viene no se reanude su actividad normal.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios