El juez prorroga el internamiento a los menores acusados del crimen de Lucena

  • El juicio contra los presuntos asesinos deberá celebrarse antes del mes de agosto

El Juzgado de Menores de Córdoba ha ordenado prorrogar la medida cautelar de internamiento para los tres menores acusados del crimen de un hombre en Lucena a mediados del pasado mes de septiembre. Los tres adolescentes -en compañía de una joven de 18 años que actuó supuestamente como cooperadora necesaria del presunto asesinato- rociaron con gasolina a un hombre de 49 años en el interior de su casa y, supuestamente, lo quemaron vivo con la intención de grabarlo con el móvil. Fuentes judiciales explicaron ayer que el juez de Menores de Córdoba, Luis Rabasa, ha prorrogado el internamiento de los procesados en el centro de reforma durante tres meses, debido a que la investigación del crimen todavía no ha finalizado. Las mismas fuentes detallaron que la autoridad judicial, transcurrido este trimestre, no podrá prolongar de nuevo la medida cautela, por lo que el juicio deberá celebrarse antes de la segunda mitad del mes de julio para evitar que los sospechosos queden en libertad.

El crimen conmovió a la localidad de Lucena por su brutalidad. La víctima, al parecer, salió de su casa en torno a las 09:00 para pedir un par de cigarrillos y dinero para comprar un cartón de vino. Una hora más tarde regresó a su vivienda. Los jóvenes, al parecer, irrumpieron en la casa, asaltaron a su víctima y sacaron un bote de disolvente, rociaron el cuerpo del hombre y le prendieron fuego con un mechero. Cuando se inició el incendio, los supuestos agresores huyeron precipitadamente.

Los cuatro presuntos autores -uno de ellos, una chica, de 18 años, que se encuentra en prisión preventiva- fueron arrestados a las pocas horas. Ella, al parecer, les entregó el bote de líquido inflamable y, además, les guardó en su casa las mochilas y los acogió tras el crimen. La Policía Judicial requisó los teléfonos móvil, tres torres de ordenador y un portátil, aunque las imágenes de la agresión mortal no aparecieron. Al parecer, dos grabaron la escena mientras un tercero roció a la víctima con disolvente y le prendió fuego. Fuentes policiales descartaron que el fallecido fuera agredido antes de ser quemado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios