cruz conde 12

Los presupuestos que vienen

  • Política. El PP tendrá poca defensa si en pleno año electoral Córdoba vuelve a ser la provincia de España con menos inversión por parte del Estado. Hay demasiados proyectos pendientes

Fachada del Museo de Bellas Artes. Fachada del Museo de Bellas Artes.

Fachada del Museo de Bellas Artes. / el día

El Gobierno ha iniciado por fin el trámite para aprobar los presupuesto de este año. El consejo de ministros aprobó el miércoles el documento, que se presentará el martes en el Congreso y ahí arrancará todo el proceso parlamentario que debe llevar a la aprobación de las cuentas, algo que de momento parece difícil porque el PP ha obtenido sólo el apoyo de Ciudadanos. Será por tanto a partir de la semana que viene cuando podremos ver las cuentas detalladas y lo que llega a la provincia.

No son pocas las reivindicaciones de la lista que tiene pendiente el Estado en Córdoba. En primer lugar, estaría bien que dejáramos de ser la última provincia en inversión, un triste recuerdo que hemos sufrido durante dos años seguidos consecutivos. La excusa que suelen poner los políticos del PP a los que les toca lidiar con estas situaciones es que en Córdoba ya se han acometido muchas infraestructuras y ya no es necesario destinar tanto dinero. Es cierto que tenemos el AVE desde hace 25 años y una autovía, pero deben pensar que los ciudadanos somos tontos si nos vamos a conformar con ese argumento. Precisamente en materia de infraestructuras hay más de un proyecto pendiente, como la construcción de las estaciones del Cercanías que quedan en la avenida de la Igualdad y el Parque Joyero. También es necesario de una vez por todas el desdoblamiento de la N-432 que une Granada y Badajoz y que atraviesa Córdoba, una de las carreteras con mayor siniestralidad. Debe haber una partida para la nueva salida de la A-4, cuyas obras ya se han adjudicado y están a punto de comenzar. La Variante Oeste, que debe conectar la Ronda Norte con la carretera de Palma del Río a la altura del Parque Joyero, es otra de las cuestiones pendientes y que sería conveniente para incrementar la conexión con el Cercanías.

A finales del año pasado el secretario de Estado de Seguridad, José Antonio Nieto, firmó el acuerdo con el Ayuntamiento y la Gerencia de Urbanismo para la cesión de los suelos sobre los que se van a construir las dos nuevas comisarías. Después de la foto todo parece indicar que aparecerá una partida considerable en este apartado, aunque cosas peores se han visto en esto de los presupuestos. Las comisarías son una apuesta personal de Nieto, además de una antigua reivindicación de los cuerpos policiales, sobre todo los que prestan servicio en Campo Madre de Dios, un edificio que se cae a pedazos.

El apartado cultural también tiene cuestiones pendientes que se arrastran desde hace décadas. El año pasado obviaron el Museo de Bellas Artes, uno de los proyectos más antiguos y demandados de la cultura cordobesa. La intención era trasladar la sala expositiva al entorno de la Torre de la Calahorra. El Museo Arqueológico recibió el ejercicio anterior 500.000 euros, aunque los proyectos de rehabilitación se van a dosificar. Habrá que ver qué tiene previsto el Gobierno para este ejercicio. Para terminar con la parte cultural, además de reiniciar las obras de la Biblioteca del Estado, todavía queda pendiente una partida que permita la finalización de los trabajos en el entorno.

Tradicionalmente, además, el Estado ha transferido 2,5 millones de euros que se incluyen en el convenio que anualmente establecen las dos administraciones y que en la etapa de José Antonio Nieto como alcalde ascendió a los cinco millones. Esta partida se dedicó al principio al centro de convenciones y después a obras en los barrios.

Aparte de estas demandas, lo que sí veremos es la defensa a ultranza del PP por mucho que vuelvan a situarnos a la cola y las críticas feroces del PSOE, a pesar de que se mantienen callados cada vez que la Junta ningunea a Córdoba en sus presupuestos. Un espectáculo triste que al final hace que los que pierdan sean los cordobeses. Pero eso vendrá después, antes habrá que confiar en que esta vez traigan algo bueno. No hay que olvidar que estamos en año electoral.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios