La plantilla de Urende acepta el ERE y pide que el cierre se haga el 5 de enero

  • Los trabajadores cobraron ayer la nómina de noviembre y todavía se les debe la extra de verano

Comentarios 1

Los trabajadores de la tienda de Urende, una de las cuatro que le quedan abiertas en España, acordaron ayer aceptar las condiciones del expediente de regulación de empleo (ERE) extintivo que pondrá fin a su relación laboral con esta sociedad del Grupo Sánchez-Ramade, si bien piden al Juzgado de lo Mercantil número uno de Córdoba, que ya ha decretado la liquidación de Urende, que adelante al próximo 5 de enero el cierre de las tiendas, previsto para mañana.

El secretario general de la Federación de Comercio, Hostelería, Turismo y Juego de UGT, Antonio Vacas, detalló que de los 29 empleados de Urende votaron en la asamblea 26, ganando por mayoría la opción de quienes aceptaban las condiciones del ERE, pero con la precisión de que el juez fije para la víspera de Reyes el cierre, pues, a juicio de los trabajadores, no tendría sentido mantener las tiendas abiertas por más tiempo, una vez concluida la campaña de Navidad. De hecho, según Vacas, "los trabajadores, a pesar de que están muy quemados están dispuestos a hacer un esfuerzo hasta el último día" de la campaña de Navidad, para que se logren ingresos con los que se puedan afrontar el pago de sus nóminas atrasadas. Indicó que a pesar de que ayer cobraron la nómina de noviembre, aún se les debe la paga extra de verano y "los atrasos del convenio desde junio", y quedarán pendientes de cobro la nómina de diciembre, la paga extra de Navidad y "la liquidación de los cinco días de enero" que trabajarán. Al llegar el 5 de enero, lo que esperan los trabajadores de Urende es que "se les entregue la documentación para que puedan acudir al Fogasa a demandar el cobro de las nóminas y todo lo que les deba la empresa y no se les haya abonado", apuntó Vacas.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios