Unas 200 personas protestan contra las medidas de recortes

  • El Simec denuncia la "saturación" de todos los servicios hospitalarios y la falta de personal

Más de 200 personas se concentraron ayer a las puertas del Hospital Universitario Reina Sofía de Córdoba para mostrar su rechazo a los recortes impuestos por las administraciones públicas, "que están llevando a los funcionarios a una situación insostenible". Esta convocatoria estuvo apoyada por organizaciones sindicales como Satse o el Simec, que insistieron en que la sanidad es "la gran perjudicada por las políticas de ahorro".

Según el Sindicato Médico, en estos momentos el hospital sufre una "saturación" de todos sus servicios, debido sobre todo a la falta de personal. "Los contratos se hacen al 75% de la jornada o incluso menos y tan solo se repone una de cada diez jubilaciones", insistieron. Además, señalaron que la situación se agravará durante los meses de verano, coincidiendo con las vacaciones de los facultativos. "Vamos a vivir meses muy duros, en los que es posible que se llegue al colapso", destacaron.

Los recortes además, según el Simec, están afectando al normal desarrollo de la asistencia sanitaria, ya que "los aparatos que se rompen, no se arreglan ni se cambian". Por otro parte, también lamentaron la situación que padecen los residentes que se forman en los hospitales españoles y que tienen que salir al extranjero para encontrar un puesto de trabajo. "Es indignante que se les pague una formación para que después desarrollen su potencial en otros países fuera de nuestras fronteras", insistieron. Por todo ello, pidieron a las administraciones que replanteen su política de gastos, puesto que "está acabando con el estado de bienestar".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios