Más de 5.000 personas exigen de nuevo en las calles unas pensiones dignas

  • Bajo la convocatoria de los sindicatos UGT y CCOO miles de pensionistas vuelven a cargar contra la subida de un 0,25% y piden una revisión de los pagos acorde con el coste de la vida

"Pensión permanente revisable con el IPC". Este fue uno de los originales lemas que se escuchó ayer durante la manifestación por unas pensiones dignas que reunió, según datos de la organización, a unas 5.000 personas. Bajo la convocatoria de la Unión General de los Trabajadores (UGT) y Comisiones Obreras (CCOO), Córdoba volvió a exigir al Gobierno de Mariano Rajoy que retire esa subida del 0,25% y revalorice los pagos teniendo en cuenta lo que cuesta la vida, esto es, siguiendo la variación del Índice de Precios de Consumo (IPC). La manifestación fue algo menos numerosa que la celebrada hace algo más de un mes y que consiguió reunir a más de 8.000 personas, aunque la de ayer fue diferente porque partió de la plaza de las Tendillas para después discurrir por José Cruz Conde, Conde de Robledo, Bulevar de Gran Capitán, Don Alonso Aguilar y Córdoba de Veracruz, finalizando frente a la puerta de la Tesorería General de la Seguridad Social.

El secretario general de UGT en Córdoba, Vicente Palomares, recordó que la lucha actual está intentando mantener "lo que consiguieron nuestros antecesores" para, añadió, "poder tener un futuro". "Puede que dentro de 15 años acabemos cobrando un 50% de lo que cobraríamos ahora", se lamentó Palomares, quien llamó la atención de los jóvenes para decirles que "tienen que luchar para que haya futuro". Por esto mismo, recordó que el próximo 1 de mayo, Día del Trabajador, la manifestación sindical tradicional de la jornada llevará como una de sus grandes reivindicaciones un sistema público de pensiones digno e invitó a los más jóvenes a unirse a la marcha. El secretario general de UGT en Córdoba también insistió en la necesidad de reactivar el Pacto de Toledo, "lugar en el que debe de garantizarse el sistema".

Esta vez la marcha finalizó frente a la Tesorería General de la Seguridad Social

En esta misma línea se pronunció la secretaria general de CCOO en la provincia, Marina Borrego, quien sobre el Pacto de Toledo afirmó que "tiene que abrirse" para negociar el sistema de las pensiones. Borrego también instó al PP, una vez más, a derogar desde su posición las dos reformas laborales, que considera causa directa de los problemas que sufre ahora el sistema. De no ser así, "mañana pediremos que este Gobierno deje de estar aquí porque nos está haciendo mucho daño". "El sistema está juego y tenemos que estar en todo momento, sin parar", apuntó la sindicalista, quien recordó que luchas como ésta "no son de los pensionistas ni de los sindicatos, sino de toda la ciudadanía en general. De jóvenes, mayores, de todas las edades". Borrego manifestó que "esto no es un movimiento del sindicalismo en particular, sino de todos" e informó de que esta misma semana ambos sindicatos se han reunido con todos los partidos políticos para informarles de la situación e invitarles a que se unieran a esta manifestación. Eso sí, mientras en la manifestación anterior sí se pudo ver a más representantes de partidos políticos (sobre todo PSOE e IU), ayer no estuvo tan concurrida en este sentido, se pudo ver, por ejemplo, al secretario general del PSOE cordobés y presidente de la Diputación, Antonio Ruiz. Aún así, la marcha fue mucho más multitudinaria de lo previsto en un primer momento por las propias organizaciones sindicales.

Los responsables de las federaciones de Pensionistas de CCOO y UGT, Cándido Jiménez y Francisco Figueroba, respectivamente, exigieron al Gobierno central que todos los cambios que se efectúen en el sistema público de pensiones se gestionen y decidan a través de pactos con los distintos agentes sociales y no de "ocurrencias", criticaron, y pidieron además "trabajo digno" con buenas cotizaciones para que la problemática actual no se extienda mucho años en el tiempo.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios