solidaridad

Con una pequeña ayuda de la amistad

  • Córdoba vuelve a volcarse un año más en la comida organizada por la Fundación Bangassou para recaudar fondos para proyectos humanitarios en Centroáfrica

El obispo de Bangassou posa con distintas autoridades antes del inicio de la comida benéfica. El obispo de Bangassou posa con distintas autoridades antes del inicio de la comida benéfica.

El obispo de Bangassou posa con distintas autoridades antes del inicio de la comida benéfica. / Jordi vidal

Los Beatles dejaron para la posteridad en aquel su LP clásico entre los clásicos Sgt. Pepper's Lonely Hearts Club Band -La Banda de los Corazones Solitarios del Sargento Pimienta- todo un himno que hacía mención a que la fraternidad humana mueve montañas. Fue en el tercer corte del mismo, With a little help from my friends -Con una pequeña ayuda de la amistad-, que así se llama la canción. Ayer, ese himno se volvió a hacer carne para el obispo de la diócesis de Bangassou, el cordobés Juan José Aguirre, en el Real Círculo de la Amistad, donde más de un millar de personas se volvió a dar cita en la comida benéfica -a 40 euros el cubierto esta vez- que organiza desde hace 19 años la Fundación Bangassou, una cita en la que aportaron fondos que le sirven a Aguirre para seguir desarrollando una gran variedad de proyectos humanitarios en la República Centroafricana. "Un poco de lo tuyo es mucho para ellos", suele insistir el obispo. Mucho para ellos porque con esos fondos se tratan de paliar las carencias más básicas de los habitantes de Bangassou, es decir, sanidad y educación, sin perder de vista, obviamente -coletilla que le gusta usar al entrenador del equipo de fútbol de los amores de Aguirre, el Cholo Simeone- que todo se realiza a través de acciones que contribuyen al desarrollo de la zona. Desde hace 19 años -también parafraseando al Cholo Simeone-, la Fundación Bangassou trabaja en ello partido a partido intentando competir en una liga de la vida muy difícil en la que tiene como peligrosísimo rival, en palabras del propio prelado, al autodenominado Estado Islámico.

En este caso, la recaudación se destinará a la recuperación de 11 escuelas e institutos de la diócesis de Bangassou. El prelado ya aseguró que en la República Centroafricana hay una "guerra civil de baja intensidad", entre musulmanes -entre los que los yihadistas son minoría- y no musulmanes. "Tenemos una lucha encarnizada, que está dividiendo a la sociedad", describió, al tiempo que recordó el trabajo que llevan a cabo en la diócesis, como la recogida de niñas porque "a los niños los matan a todos", para llevarlas a lugares seguros donde se puedan recuperar. En la mayoría de los casos, desde la diócesis se trata de llevar a las pequeñas con miembros de su etnia. Así que el dinero que se obtenga es para que "los niños puedan ir juntos a la escuela", reseñó, al tiempo que subrayó que el proyecto "es una forma de cohesión social".

No faltó la representación política. En el caso del PP, encabezada por su presidente regional, Juan Manuel Moreno Bonilla, y por el secretario de Estado de Interior, José Antonio Nieto. También buscaron su hueco en la foto oficial del evento los Ciudadanos (Cs) Isabel Albás y David Dorado. "Una vez más la ciudad de Córdoba demuestra la enorme solidaridad y fraternidad, que demuestra siempre, no solamente con el resto de Andalucía y España, sino con personas que están en sitios muchos más desfavorecidos", dijo Moreno Bonilla tras posar en la foto. "La fuerza y entrega que hay detrás de la Fundación Bangassou es algo que hay que aplaudir, reseñar y fomentar", añadió. "Ahora mismo se han marchado las dos ONG que quedaban en Bangassou y ya somos los únicos que estamos allí y es muy peligroso; pero no podemos dejar a los pobres, a los niños y a los huérfanos. Allí estaremos al pie del cañón aguantando carretas y carretones", explicaba el prelado a los medios en los prolegómenos de la comida. Aguirre insistió en que la mejor manera de ayudar a su causa "primero es con oraciones y después, con interés, concienciándose de que hay auténticos problemas con guerras escondidas de las que nadie quiere hablar como, por ejemplo, la del Yemen, la del Congo, la de Centroáfrica...; y después, si queréis ayudarnos lo podéis hacer a través de la web de la Fundación Bangassou", relató el prelado, quien insistió en que "lo realmente importante es que se conozca la situación real de Centroáfrica". "Me gustaría que se conozca, porque compete a toda la sociedad, algo que nos está mosqueando muchísimo y es que el Estado Islámico está saliendo de Siria y está entrando por Líbano y por Libia hasta el corazón de África, y esto no va a ser sólo un mal para mi y los míos, sino también para toda la sociedad occidental y la humanidad", apuntó. "Porque el Estado Islámico, el ISIS y el Daesh armados y con ganas de follón eso es algo muy peligroso", alertó el obispo.

"Estoy tremendamente agradecido y orgulloso de ver cómo ha venido tantísima gente en un día como hoy de lluvia", relató Aguirre, quien después de esa respuesta ve un poco más factible su objetivo de recuperar esas 11 escuelas e institutos. Los fondos conseguidos en otras citas anteriores han servido para, entre otros objetivos, "hacer realidad cantidades de escuelas para los niños y cantidades de centros de costura, centros de alfabetización, centros de soldadura...; también hemos construido gracias a esos fondos dos quirófanos y hemos puesto a disposición becas para que chicos y chicas, en este caso más chicas que chicos, vayan a la capital para prepararse como enfermeras y como maestros, porque es importantísimo también que creemos el futuro allí. Todo esto en la Fundación Bangassou gracias a la ayuda de tantos bienhechores cordobeses a los que les digo que muchas gracias", anotó.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios