Los patios también brillan en junio

  • Estos enclaves propios de mayo abren sus puertas de forma gratuita en muestra de agradecimientol tradición La asociación Claveles y Gitanillas recompensa a la sociedad por el apoyo recibido en estas fechas con la muestra gratuita de sus monumentos florales.

Los patios siempre son atractivos. Con más o con menos flores. En pleno certamen municipal o a mediados de junio. Da igual. Estos monumentos florales brillan en cualquier época del año.

En un gesto de generosidad y agradecimiento por la buena acogida que ha tenido el Programa de Patios de este año, la asociación Claveles y Gitanillas obsequió ayer a la ciudad con el mejor regalo que puede hacerle: abrir de forma gratuita todos sus recintos antes de que el calor acabe por secar todas las gitanillas, petunias, claveles o rosales que cuelgan de las paredes y balcones de muchas de las casas de la ciudad. Y el regalo, como no podía ser de otra manera, fue muy bien recibido a tenor de la masiva afluencia registrada durante la mañana.

La propietaria de San Basilio, 22, Ana de Austria, reconocía que han sido muchos los visitantes que se pasaron ayer por su patio para recrearse por última vez antes de que esta casa señorial eche la llave hasta la próxima temporada. "Además de turistas, han venido muchos cordobeses que en mayo no lo hicieron porque había demasiado bullicio", apuntaba la señora, al tiempo que reconocía que han sido muchas las personas que aprovecharon para pedirle consejo sobre el cuidado de las plantas o, simplemente, para llevarse alguna semilla para plantar en su jardín.

En las últimas semanas, los patios han estado abiertos previo paso por caja, -10 euros por ruta- pero ayer lo hicieron de forma altruista, y eso repercutió en la afluencia.

Pablo y Ángela era una pareja de Madrid que aprovechaba sus últimas horas en Córdoba antes de regresar a su ciudad. "Nos han informado en el punto de información turística que hay junto a la Mezquita de que los patios estaban hoy abiertos de forma gratuita, así que ni siquiera no lo hemos pensado", resaltaba Ángela, al tiempo que reconocía que aunque algunas flores están algo quemadas por el calor "es precioso".

Lola Jurado, de San Basilio, 14 estaba en plena faena descolgando las macetas que estaban a pleno sol. "Ha venido gente de todos los perfiles, y muchas personas nos preguntaban cómo cuidamos las plantas", explicaba esta señora. "Es un trabajo de todo el año, no sólo de mayo", reivindicaba ésta. "Una de las cuestiones que más llama la atención a los visitantes es la altura de las paredes y la cantidad de plantas que hay", insistía esta propietaria.

Otro de los puntos de la ruta turística con más interés era la casa de Blanca Ciudad, no sólo por el patio -que ha ganado diferentes premios en diferentes ediciones del certamen convocado por el Ayuntamiento-, sino por sus rejas, unas de las más bellas de todo el barrio de San Basilio, y también merecedoras de múltiples reconocimientos. "La verdad es que no ha parado de venir gente toda la mañana, ha sido continuo", reconocía Rosa, que estaba en la puerta para atender a todos los visitantes y solventar sus dudas. "Lo que más preguntan es cómo regamos las que están más altas, y también qué cuidados tienen".

A partir de ahora, los propietarios de los patios cerrarán sus monumentos florales de cara a los visitantes para dedicarse en cuerpo y alma a los cuidados de las plantas que volverán a llenar de belleza estos enclaves la próxima primavera.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios