Un parcelista se enfrenta a 10 meses por provocar un fuego en Jauja

  • La Fiscalía asegura que el acusado prendió fuego a unas cañas sin tomar medidas

La Fiscalía Provincial de Córdoba solicita una pena de diez meses de prisión y una multa de 3.000 euros para un hombre al que acusa de provocar un incendio al quemar cañas en su parcela. La acusación pública expone en su informe provisional que los hechos se produjeron a las 13:00 del 12 de abril del año 2005, cuando se detectó un incendio forestal en la parcela propiedad del acusado, situada en un paraje en la pedanía de Jauja, en el término municipal de Lucena.

Según el fiscal, el acusado, "sin adoptar la más elemental precaución ni solicitar las preceptivas autorizaciones administrativas necesarias en esa época anual", acumuló unas cañas que previamente había cortadas en las inmediaciones de su parcela, y tras colocarlas en la linde, les prendió fuego.

Esta acción provocó un incendio que se propagó a otras parcelas y a la ribera, arrasando 0,17 hectáreas de terreno forestal. El fuego originó daños que han sido tasados en 5.148,03 euros. El fiscal, no obstante, puntualiza que no se han valorado los gastos de extinción. Por otra parte, los propietarios de las parcelas limítrofes que resultaron parcialmente afectadas no reclaman nada. El procesado se enfrenta a un delito imprudente de incendio, por el que podría cumplir diez meses de prisión.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios