Los padres de los colegios del centro tendrán acceso pese a las pilonas

  • Los pivotes, que el Ayuntamiento instalará para la semipeatonalización de la calle Cruz Conde, bajarán durante las horas de entrada y salida de los alumnos

Comentarios 7

Las familias que tengan a sus hijos en los colegios concertados de La Milagrosa, la Inmaculada, las Esclavas y Santa Victoria podrán llevar y recoger a sus hijos en coche a pesar de las restricciones de tráfico que conllevará la semipeatonalización de la zona centro de la capital que pretende llevar a cabo el Área municipal de Movilidad.

El presidente de la Federación de Asociaciones de Madres y Padres de Alumnos de colegios concertados -FAPA-Córdoba-, Miguel Ángel Barneto, explicó ayer a este diario que "se van a conceder las mismas horas de bajada de las pilonas que ahora afectan a otros centros". Ésta fue una de las conclusiones a las que llegaron tras la reunión que Barneto mantuvo con representantes municipales y las asociaciones de padres de los centros afectados. El presidente de FAPA-Córdoba aseguró que los nuevos pivotes funcionarán como el ubicado en la calle Barroso, que da acceso a los colegios Santa Victoria y La Inmaculada. En este caso, la pilona baja a primera hora de la mañana para facilitar el acceso de los padres a los colegios y también permanece abierta desde las 13:00 hasta las 16:00. Barneto reconoció que la reunión, en la que se les informó del plan de peatonalización de la zona centro y los cambios de tráfico que conllevará para los conductores, se desarrolló sin ningún tipo de incidencia y con total normalidad; no obstante, mostró sus dudas sobre que el proyecto se ponga en marcha a corto plazo, ya que necesita numerosas operaciones previas.

Otros de los aspectos que los padres pusieron sobre la mesa fueron los accesos que necesitarán para acceder, por ejemplo, al colegio de las Esclavas, ya que las calles Sevilla y Málaga también serán peatonales. Al respecto, el Barneto anunció que se estudiarán medidas alternativas.

Desde el Ayuntamiento hicieron hincapié por su parte en la puesta en marcha de la red de "caminos escolares seguros", que supondría dejar a los alumnos en un punto acordado y desde el que serían guiados por monitores a sus colegios. El Consistorio también recordó a los padres los beneficios del uso compartido de vehículos para llevar a los alumnos a cada centro.

El proyecto del Ayuntamiento consiste en cortar con una pilona doble la calle Cruz Conde a la altura de la sede Correos, tanto para los vehículos que van como para los que salen, por lo que el acceso a la plaza de Las Tendillas quedará anulado y, por ende, a los citados colegios. Junto a esta pilona, el Área de Movilidad instalará otro pivote que restringirá el paso en la calle Alfonso XIII, a la altura del antiguo Rectorado.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios