Una odisea por el patrimonio local

  • l cultura Los alumnos respondieron preguntas sobre Luis de Góngora, el grupo Cántico, La Corredera o la casa de las Pavas.El callejero de la ciudad se convirtió ayer en un enorme tablero de juegos que fue recorrido por 75 equipos de estudiantes de 17 institutos de toda la provincia con el reto de conseguir un viaje a Jaén

Comentarios 1

¿Cuántos ojos tiene el Puente Romano? ¿Qué arquitecto diseñó la plaza de la Corredera? ¿Qué escultura preside la puerta principal de la iglesia de San Nicolás de la Villa? Éstas y otras muchas pruebas tuvieron que superar ayer los varios cientos de estudiantes que participaron en la X Odisea por el Patrimonio Histórico Artístico y Literario de Córdoba, una gincana que convirtió el casco urbano en un enorme tablero de juego. La prueba comenzó a las 10:00 en el Plan Renfe, donde los estudiantes recibieron un mapa del casco urbano y un documento con diez pistas del itinerario. El primer punto base era anunciado de una forma muy peculiar: "El mármol suscitó la polémica en este camino augústeo". Y cómo no, los estudiantes se dirigieron al Puente Romano.

El recorrido también llevó a los equipos hasta la Mezquita - "Herraduras bicolores sobre un bosque de mármol que miran silenciosas hacia un sur infinito"-, la plaza donde se encuentra el Museo Taurino -"Si vas por la calle Judíos, llegarás a esta plaza donde imaginarás a Góngora jugando con las pavas"- o La Corredera -"Centro lúdico, clamor de plaza cuadrada, hoguera de inquisiciones, carnavales y parrandas por sus soportales pasan"-. "El cuestionario más difícil ha sido el del Alcázar. Menos mal que la gente nos ha ayudado", resumía Salud Berlanga, una estudiante de 17 años del instituto Blas Infante de Córdoba capital, una vez completado el itinerario. Su compañera de equipo, Alba Puntas, también tuvo dificultades en las cuestiones sobre la casa de las Pavas: "No sabíamos dónde se encontraba y algunas preguntas eran imposibles de contestar".

Eran otros alumnos -denominados controladores- los que entregaban los cuestionarios a sus compañeros. Pero ellos, al mismo tiempo, tenían que resolver un complejo crucigrama y otro interrogatorio sobre el grupo cordobés Cántico, la Generación del 27 y Luis de Góngora. En qué plaza se erige un monumento en honor de este universal poeta cordobés o qué géneros literarios reinaban antes del Renacimiento son algunas de las preguntas que tuvieron que resolver los controlares. Aunque a uno de ellos, Rafael Lendines, de 17 años, la cuestión que más difícil le pareció tenía que ver con un inquietante poeta "que era, además, adivino".

En la X Odisea por el Patrimonio Histórico Artístico y Literario de Córdoba participaron 75 equipos de seis personas cada uno y pertenecientes a 17 institutos de Córdoba capital y su provincia, informaron fuentes de la organización. Los grupos que acierten más preguntas y el controlador más docto recibirán como premio un viaje a Jaén.

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios