El obispo señala que la alegría de la Navidad "no cuesta dinero"

  • El prelado recuerda que la celebración de la fiesta no surge "de lo que uno come o bebe"

El obispo, Demetrio Fernández, aseguró ayer que la alegría de la Navidad "no cuesta dinero, ni se compra con dinero" y, además "es una alegría que viene de Dios, no de lo que uno come y bebe", de modo que, "cuando uno lo tiene todo, pero no tiene a Dios, está hueco y vacío".

En su carta semanal, Fernández señaló que "las fiestas de Navidad están llenas de alegría para todos", aunque "a muchos no les llega la razón profunda de esa alegría", pues "se quedan con lo exterior". A su juicio, "corresponde a los cristianos, que conocen el motivo de la alegría de estos días, ser testigos de una alegría que no cuesta dinero ni se compra con dinero, que es "la alegría de hacer el bien a los demás gratuitamente, la alegría de gastarse para aliviar a los demás en el camino de su vida".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios