El obispo alerta del "secuestro" de la Navidad e invita a vivirla con fe

  • El máximo responsable de la Diócesis hace un llamamiento a la humildad, la obediencia, la generosidad y el servicio en estas fechas de elevado consumismo

Comentarios 1

El obispo de Córdoba, Juan José Asenjo, apeló ayer a vivir con fe y amor la Navidad ante tantos intentos de "enmascarar" o "secuestrar" estas fiestas. Para el máximo responsable de la Diócesis de Córdoba, "estamos obligados" a anunciar a nuestros hermanos el nacimiento del Señor, pues la Pascua constituye una llamada a transmitir "a los hijos, nietos, amigos o vecinos el amor incondicional, gratuito y misericordioso que se nos ha manifestado en Jesucristo".

En la tradicional misa que se celebra en la Catedral el 25 de diciembre, el prelado apuntó que sólo es posible vivir la Pascua cuando se recorre el camino que Cristo siguió: la humildad, la obediencia, la generosidad y el servicio, virtudes propias de estos días. Asenjo insistió en que la "gratitud" es el movimiento espontáneo que surge de la contemplación del nacimiento del Hijo de Dios. "La única actitud posible es la adoración rendida ante Dios, y la gratitud inmensa ante su amor inaudito, sin límites ni tasas", apostilló.

El obispo precisó en este sentido que el nacimiento del Señor hace experimentar el gozo de la realidad de una humanidad renovada e invita a vivir como hombres nuevos, "llamados a vivir una vida nueva, a buscar, pensar y practicar las cosas de arriba, no las de la tierra". También arremetió contra aquellos que no viven intensamente la fe hacia Cristo. "Él experimentó el dolor y la pobreza hasta el punto de no tener donde reclinar su cabeza; por amor, hasta se dejó crucificar, para que nosotros después administremos con cuentagotas nuestra generosidad". Asenjo también apeló a vivir de manera "auténtica" y "verdadera" la Pascua de la Navidad, "en la que el Señor viene a nuestro encuentro y llama a nuestra puerta, nos dejemos encontrar, conquistar y ganar por Él".

El obispo de Córdoba reclamó finalmente que esta Navidad "nos haga" a todos testigos del amor de Dios, de la esperanza, de la alegría y de la paz que anunciaron los ángeles en la primera Nochebuena, "y que yo os deseo a todos vosotros, a vuestras familias y a todos los cristianos de la Diócesis".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios