El obispo lamenta que no se enseñe a rezar a los hijos

  • Asenjo dice que el secularismo se debe a la omisión de los padres de su obligación

Comentarios 3

El obispo de Córdoba, Juan José Asenjo, lamentó en una carta pastoral el auge que está teniendo la secularización en la sociedad, promovida, entre otros factores, por que los matrimonios no enseñan a sus hijos a rezar. Asenjo destacó que "en el entrañable marco" de la Navidad, no soplan "vientos favorables" para la propuesta de vida familiar, ya que "por desgracia, la fe y la esperanza en la vida eterna se ha ido desdibujando en la conciencia de muchos cristianos como consecuencia de la secularización".

Además, aseguró que el secularismo se debe a la dimisión de padres de su obligación fundamental, de ser los primeros comunicadores de la fe a sus hijos. Por ello "no es extraño" que abunden entre nuestros niños, adolescentes y jóvenes "conductas insolidarias y egoístas, cuando no delictivas", y que el horizonte vital de muchos de ellos sea "chato, alicorto y sin la amplitud de ideales" que ha caracterizado siempre a la juventud. Según el catecismo cristiano, el papel de los padres en la educación tiene tanto peso que, cuando falta, "difícilmente puede suplirse", y añade que son los padres los que "deben mirar a sus hijos como a hijos de Dios y que han de educarlos en el cumplimiento de la ley de dios, mostrándose ellos mismos obedientes a la voluntad del padre", dijo el obispo. Así, añadió que el hogar familiar es "el lugar más apropiado para la educación en las virtudes, para el aprendizaje de la abnegación, la austeridad, el amor a la verdad, el espíritu de sacrificio, la laboriosidad y el dominio de sí, condiciones de toda libertad verdadera".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios