El obispo pide que los cristianos vivan estos días de fiesta con "gratitud" y "entrega"

  • El prelado hace un llamamiento a que los fieles respondan al "compromiso misionero"

Comentarios 1

El obispo, Juan José Asenjo, pidió ayer que los cristianos vivan la fiesta de la Natividad del Señor con "gratitud" y "entrega". En la homilía que ofreció durante la misa con motivo de la Solemnidad de la Natividad del Señor, que se celebró en la Catedral, Asenjo recordó que la "gratitud es el movimiento espontáneo que surge de la contemplación del nacimiento del Hijo de Dios". Por ello, insistió en que durante estas fechas navideñas "agradezcamos al Señor su obediencia a la voluntad del Padre, ya que ella está en el origen de nuestra salvación, de nuestra elección y de nuestra vocación cristiana".

El prelado también invitó a los fieles a celebrar estos días con entrega, ya que "sólo es posible vivir la Navidad cuando recorremos palmo a palmo el camino que Cristo siguió". "Él nos trazó la senda de la libertad más amplia y genuina", subrayó.

Asenjo también consideró que la "única actitud posible" en la mañana de Navidad -por ayer- "es la adoración rendida ante el Dios que se despoja de su rango y se hace niño". En su homilía, el obispo tampoco se olvidó de la figura de la Virgen María, y consideró que "la humanidad tiene con ella una deuda permanente e impagable". "Esta Navidad, admiramos con emoción su grandeza y con gratitud inmensa la alabamos como causa de nuestra alegría", apuntó.

El prelado también hizo referencia al compromiso misionero y evangelizador de la Navidad. Por eso, hizo un llamamiento a que los cristianos transmitan "la buena noticia de Dios, ese amor incondicional, gratuito y misericordioso que se nos ha manifestado en Jesucristo".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios