El obispo pide que se huya del consumismo y se recupere el sentido de la Navidad

  • Juan José Asenjo anima a los cordobeses a mantener el sentido religioso y ayudar a los que más lo necesitan

Comentarios 4

El obispo de Córdoba, Juan José Asenjo, pidió ayer que se "recupere el sentido cristiano del Belén" y que estas fechas navideñas no se conviertan en "las del consumismo y el derroche". El obispo, en su Carta Pastoral, alertó de la "secularización de la Navidad" que se manifiesta en múltiples aspectos como la ambientación navideña de las calles y de los hogares "en la que se sustituye el Belén por el árbol de Navidad y los Reyes Magos por un Papá Noel sin referencias religiosas". El despojamiento del sentido religioso "se manifiesta también en el lenguaje", puesto que la palabra Navidad, que significa natividad o nacimiento del Señor, es sustituida por la palabra fiesta, "más inocua y menos comprometedora", en su opinión. Para Asenjo, estas fiestas se están convirtiendo en una excusa consumista, por lo que "hay que huir del derroche", ya que son una "afrenta" para todas las miles personas que están en paro y sufren los efectos de la crisis económica. Hasta las entrañables tarjetas navideñas se han convertido en "felicitaciones laicas portadoras de vaporosos deseos de paz y felicidad inconsistente", argumentó. Por eso, el obispo pidió que los cordobeses vivan "unas Navidades austeras, sin grandes cenas ni regalos pomposos".

Compartir con los que nada tienen y prescindir de lo estrictamente necesario son algunos valores cristianos que defiende como imprescindibles para pasar estas fiestas. En los más necesitados "está el Señor, que nacerá en nuestros corazones y en nuestras vidas si lo acogemos en los pobres y en los que sufren", recalcó el obispo. Contra los reclamos publicitarios y otros síntomas de la pérdida del sentido religioso de estas fiestas, Asenjo apostó por "fortalecer lo cristiano" en pequeños gestos como colocar una colgadura en la imagen del Niño Jesús en los balcones. "Me parece una forma magnífica de dar testimonio del misterio que celebramos", dijo. El obispo llamó también a vivir la Navidad en el hogar y "poner el belén familiar por sencillo que sea". Instalarlo de forma tradicional, ayudando a los hijos, cantando villancicos o ir a la Misa del Gallo son otras de sus propuestas. Asenjo también animó a vivir la Navidad "desde la Eucaristía" y pasar largos ratos con el Señor "acompañándolo, adorándolo y admirando el misterio de su amor y de su entrega por nosotros".

El obispo terminó su carta felicitando la Navidad a todos los cordobeses para que la celebren de manera "gozosa, honda y auténtica".

Comentar

0 Comentarios

    Más comentarios